FANTASIA - Lifechanger review


Un asesino, con la rara habilidad de poder cambiar de cuerpo, se embarca en la misión de arreglar las cosas con la mujer que ama.

Título original: Lifechanger

Año: 2018

Duración: 84 min.

País: Canadá

Director: Justin McConnell

Guion: Justin McConnell

Música: Sean Motley

Fotografía: Sasha Moric

Reparto: Lora Burke, Jack Foley, Elitsa Bako, Rachel VanDuzer, Steve Kasan, Sam White, Bill Oberst Jr., Peter Higginson


Macabro y curioso film de auténtico terror.

Si ya nos cuesta digerir a un asesino que no tiene miramiento alguno a la hora de pasarse por la piedra a todo bicho viviente, imaginaros cuando éste va cambiando de cuerpo cuando le interesa. La maldad, o lo que sea, se esconde en el interior de cada nuevo mutante, con el añadido de que los rostros de los reemplazados pueden que no concuerden exactamente con la imagen mental que nos hacemos del típico killer.


El dicho: aunque la mona se vista de seda, mona se queda, explica con bastante claridad lo que se nos quiere decir. El fin, por muy poético o amoroso que parezca, sigue siendo el de utilizar a quién se ponga por delante para conseguir estar al lado de tu enamorada.

Un asesino, con la rara habilidad de poder cambiar de cuerpo, se embarca en la misión de arreglar las cosas con la mujer que ama.

A lo largo del tiempo hemos podido asistir a algunas películas en la que esa metamorfosis era el leitmotiv de la trama. La mayoría de ellas, todo sea dicho, están rodadas en tono de comedia o romántico, cosa bastante normal dada la particularidad de esa habilidad. Me viene a la memoria en estos momentos Big (Penny Marshall, 1988), Ponte en mi Lugar (Freaky Friday. Mark Waters, 2003) y Family Man (Brett Ratner, 2000), como veis obras bastante edulcoradas. Justin McConnell pone las cosas en su lugar, valga la redundancia, para adentrarse de lleno en el terror, no escatimando las necesarias escenas escabrosas. A través de un buen guion, cuya autoría firma, nos explica algo que por increíble no deja de ser macabro. Conforme va avanzando la cinta, nos vamos familiarizando con lo que se nos quiere explicar llegando a aceptar premisas algo inverosímiles. El final se torna, de todas maneras, algo bastante innecesario aunque ideal para todo aquel que le guste que se lo den todo mascado. No es nuestro caso, con lo que encontramos a faltar la típica explosión final que no sabemos de dónde nos va a salir. Lo que se nos presenta en pantalla nos deja algo fríos.

Destacar que la manera en que se producen los cambios de cuerpo es bastante original, mostrando el terrible proceso por el que tienen que pasar las víctimas. Eso nos lleva a resaltar el numeroso departamento de maquillaje y de stunt.


Como habréis imaginado, el trabajo interpretativo es bastante numeroso sin poder destacar a nadie en especial para poder llamarlo protagonista, aunque Lora Burke salga algo más en pantalla. De todas formas resaltar a una espléndida, en todos los aspectos, Elitsa Bako. También debemos al menos nombrar a Sam White, Rachel VanDuzer y Jack Foley. No nos olvidamos del veterano Bill Oberst Jr., en un papel algo oculto.

Para acabar decir que es una cinta muy entretenida que se os pasará en su suspiro, a eso contribuye su justa duración y una original historia.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan