Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 22 de diciembre de 2015

The Pack review


Título original: The Pack

Año: 2015

Duración: 90 min.

País: Australia

Director: Nick Robertson

Guión: Evan Randall Green

Música: Tom Schutzinger

Fotografía: Benjamin Shirley

Reparto: Anna Lise Phillips, Jack Campbell, Kieran Thomas McNamara, Katie Moore, Hamish Phillips, Charles Mayer


Sé el líder de la manada.

Esta película no me ha gustado. Cuesta mucho creértela, empezando por unos personajes muy sosos, unas escenas de acción de película doméstica y un animal peligroso que... es que no me digas tú... ¿¿perros?? Vale que los perros salvajes puedan ser bastante peligrosos, ¿pero de verdad no había nada mejor? Me pones unos lobos y bueno, no lo arreglas pero por lo menos queda un poquito más creíble, pero no. Pones perros, excelentes estrategas, eso sí.

La granja y la clínica veterinaria de la familia Wilson no marcha muy bien y las deudas empiezan a acumularse y ya amenazan con el desahucio. Aún puede ir todo a peor cuando una manada de perros salvajes rodean la casa con la intención de devorarlos.

Es una pequeña producción y eso se nota en los pocos personajes y localizaciones que hay, pero el guión no te cuesta dinero cuidarlo un poco más. La mayoría de situaciones son inverosímiles como poco y eso cuando no ridículas. Si te engancha una jauría de perros grandotes paseando por el monte o en una tienda de campaña probablemente ya estés listo, pero si lo que hacen es rodear tu casa, ¿qué necesidad tienes de salir? Ya se irán cuando tengan hambre y no haya donde rascar y entonces si eso sales a buscar ayuda (en la película el teléfono se avería, convenientemente). Pero no, tienen que intentar coger el coche para escapar de su propia casa y ya está liada. Hasta que no llevas una hora de película no se les ocurre coger un cuchillo de la cocina, y no es que vayan armados con todo lo que encuentran no, van con un cuchillo para cuatro personas. No hacen ni un fuego para asustarlos hasta los últimos diez minutos de cinta. Todos los momentos son tan estúpidos que ya te crees que lo hacen a propósito. Por lo pronto yo cogería lo que hubiera de carne de la nevera lo rociaba con matarratas y lo tiraba por una ventana, solo quedaría esperar.

Los perros son excelentes estrategas atacando por los flancos y en grupos, como los velociraptores. Consigue entrar uno en la casa no se sabe muy bien cómo y una vez se libran de él ni siquiera se ponen a buscar por donde lo ha hecho, pero no pasa nada porque no entra ninguno más. Que suerte han tenido. Entiendo que tengan que buscar situaciones pero cuando tiran tanto por lo sencillo sin pararse a pensar siquiera si es mínimamente creíble pues no puedo más que reprobarlo. Protagonizan Anna Lise Phillips, Katie Moore, Jack Campbell y Hamish Phillips, ya que son prácticamente los únicos personajes bípedos que aparecen. Correctos sin más, tampoco había mucho que hacer, Anna Lise puede que sea la que sale mejor parada. Dirige su primer trabajo Nick Robertson, no se puede decir que haga un gran trabajo, consigue hacer una película de 80 minutos aburrida y cuando ocurre algo casi mejor que no lo hiciera. Banda sonora hecha con unos sintetizadores que creerás que has vuelto a los ochenta.

No se me escapa la metáfora de un posible desahucio con la de los perros atacando, aunque hace falta algo más para armar una película. Dale una oportunidad si quieres pero te garantizo que en el mejor de los casos te parecerá de lo más normal si no te pones a analizarla a fondo.

Firma: Oriol Hernández.