Cuerdas review


Un accidente ha dejado a Elena tetrapléjica, y las 24 horas del día transcurren entre autocompasión y pastillas para sobrellevar el dolor. Su padre ha adaptado la casa de campo familiar para que Elena pueda vivir cómodamente y, también, ha comprado a Athos, un perro que ayudará a Elena en las tareas más complicadas como, por ejemplo, abrir las puertas y, para ello, en los pomos ha puesto cuerdas. Un accidente desatará una guerra sin cuartel entre Elena y Athos.

Título original: Cuerdas

Año: 2019

Duración: 87 min.

País: España

Director: José Luis Montesinos

Guion: José Luis Montesinos, Yako Blesa

Música: Arnau Bataller

Fotografía: Marc Zumbach

Reparto: Paula del Rio, Miguel Angel Jenner, Jordi Aguilar


Una ópera prima absorbente.

Vamos a jugar a la arqueología y, de paso, hacer un ejercicio sobre la nostalgia: a finales de la década de 1970 llegaron a España los primeros libros de Stephen King y, a partir de ese momento raro era al año que no aparecieran dos o tres libros, a veces más; generaciones enteras de lectores – que a veces llegaban a los libros desde las adaptaciones cinematográficas – han discutido acerca de cuál es su novela favorita de Stephen King. Pero hasta el momento no había visto una película tan fiel al espíritu del escritor SIN basarse en una novela de este.


Un accidente ha dejado a Elena tetrapléjica, y las 24 horas del día transcurren entre autocompasión y pastillas para sobrellevar el dolor. Su padre ha adaptado la casa de campo familiar para que Elena pueda vivir cómodamente y, también, ha comprado a Athos, un perro que ayudará a Elena en las tareas más complicadas como, por ejemplo, abrir las puertas y, para ello, en los pomos ha puesto cuerdas. Un accidente desatará una guerra sin cuartel entre Elena y Athos.

El mayor escollo al que se enfrenta Cuerdas es que el espectador, al leer el argumento y ante el primer giro de guion, ponga los ojos en blanco y diga la temida palabra: Cujo. Por eso hablaba antes de las generaciones de lectores de King: José Luis Montesinos nació en 1978 y su ópera prima es un survival cuyo punto de vista lo acerca al universo de Stephen King desde el homenaje y no el plagio, ya que el que haya leído al escritor de Maine reconocerá distintos matices, pero la enumeración seria quedarse en la superficie de Cuerdas. Vayamos por partes…

Montesinos y su coguianista, Yako Blesa, saben cómo presentar al personaje principal, Elena, quien enseguida se gana la enemistad del público debido a su actitud y la forma de tratar a todos los que la rodean, incluido el pobre perro; pero como buen personaje con raíces en las historias de Stephen King, empieza siendo odioso y termina por hacerse comprender. Siendo un survival de manual, Elena se enfrentará a una cuenta atrás mientras utiliza todo lo que tiene a su alcance para sobrevivir; y si hay algo que distingue, para bien, a Cuerdas de otros survival es que el personaje que empieza es distinto del que acaba, ha efectuado un viaje junto al espectador que entre al juego.


Sorprende la apuesta narrativa clásica de José Luis Montesinos, sin grandes e innecesarios aspavientos, que consigue generar una sensación de angustia y tensión creciente, los momentos de terror fantasmal funcionan como un reloj a modo de hiatos, para que el espectador consiga entender a la reina de esta función, la impresionante Paula del Rio, una actriz capaz de mantener sobre su espalda toda la película; sin un trabajo como el suyo, Cuerdas podría haberse precipitado al abismo. Miguel Ángel Jenner y Jordi Aguilar cumplen de sobra con sus papeles en este duelo de roba escenas como son Paula del Rio y la perra antagonista, Spiona.

Cuerdas es el debut de un director como José Luis Montesinos al que habrá que seguirle la pista desde ahora, y el descubrimiento de Paula del Rio de la que, seguro, oiremos hablar mucho en el futuro.

Dale una oportunidad a Cuerdas, seguro que te sorprenderá.

Firma: Javier S. Donate.