FANTASIA - Critters Attack! review

Drea tiene 20 años y su mayor ilusión es entrar en la universidad donde estudió su fallecida madre, para ganarse el favor del profesorado decide cuidar a los hijos de la decana. La llegada de dos vainas extraterrestres portando Critters puede echar por tierra su sueño y, de paso, acabar siendo devorada.

Título original: Critters Attack!

Año: 2019

País: Estados Unidos

Duración: 89 min.

Director: Bobby Miller

Guion: Scott Lobdell

Fotografía: Hein De Vos

Música: Russ Howard III

Reparto: Tashiana Washinton, Dee Wallace, Jaeden Noel, Jack Fulton, Ava Preston


Nuevos Critters, nuevas reglas.

Los Critters fueron unas criaturas que surgieron en 1986 tras el gran éxito de Gremlins y cuya vida fílmica gozó de cuatro películas que evidenciaron un desgaste de la idea inicial debido sobre todo a que había más interés en recuperar la inversión – y en potenciar el exploit de los Gremlins - que en desarrollar las virtudes de estos seres alienígenas; y sin embargo, las criaturas diseñadas por los hermanos Chiodo vuelven a la pantalla debido a su potencial. ¿Habrán acertado esta vez con la tecla?


Drea tiene 20 años y su mayor ilusión es entrar en la universidad donde estudió su fallecida madre, para ganarse el favor del profesorado decide cuidar a los hijos de la decana. La llegada de dos vainas extraterrestres portando Critters puede echar por tierra su sueño y, de paso, acabar siendo devorada.

Voy a responder la pregunta hecha poco antes: no, de nuevo han vuelto a fallar en este reboot de Critters. Hay ideas buenas en el guion de Scott Lobdell, también guionista de comics que basó su fama en absurdos giros en la franquicia X-Men y sobre todo es recordado por su guion de Happy Death Day, e incluso recupera todos los elementos que los fans de la saga adoran: la bola de Critters que devora todo a su paso, el Critter que suelta pompas tras beber jabón y las clásicas púas paralizantes; encontramos aroma de los ochenta en Critters Attack!, críos perseguidos que no consiguen ser creídos por los adultos, una trama que se nutre de critters rodando… Lobdell añade elementos a la mitología como que los huevos critter necesitan ser depositados en un cuerpo para crecer – ¿Alguien dijo xenomorfo? – o la existencia de una reina Critter envuelta en una suerte de guerra critter. Los aciertos del guion se pierden por culpa de la escasa pericia del director Bobby Miller para darle ritmo a una historia que necesita ser frenética, tal vez se ha dejado llevar por el elemento autoral e irrita al espectador con una narrativa demasiado lenta que desaprovecha los momentos de humor.

Los aromas ochenteros de los que hablaba antes también los encontramos en la fotografía de Hein de Vos y la música sintetizada de Russ Howard III que, a veces, consigue retrotraerte al pasado; el problema es que este Critters Attack! ya no se esconde y plagia las cintas de Gremlins con tanto descaro que asusta: la reina Critter es un remedo de Gizmo, aunque en ningún momento consiguen acercarla a lo tierno del Mogway, el ataque al pueblo es clónico al de los Gremlins en la primera cinta. Y no voy a mencionar qué película de Tim Burton “homenajean” como un método para acabar con los Critters.


Si hablamos del nivel actoral, Tashiana Washington arranca con fuerza como Drea pero enseguida pierde fuelle, Dee Wallace se pasea por la trama con gesto anodino y del resto del elenco destacaría a Jack Fulton como Jake, un personaje que habla poco y siempre acierta.

Critters Attack! gustará a los fans de la saga Critters, gracias a los guiños hechos a las películas anteriores e incluso descubrirán el alto body count que dejan las criaturas a su paso; tal vez algún lector que no conozca a los Critters se anime a verla y, ojalá, la disfrute. Seamos positivos: tal vez algún día se haga una cinta que esté a la altura de estas icónicas criaturas.

Firma: Javier S. Donate.