Eliminado: Dark Web review

Tarde de juegos online para Matias y su grupo de amigos. Ese día Matias da a todos la sorpresa al haberse comprado un Laptop ya que su antiguo ordenador era incapaz de ejecutar un programa que ha creado para comunicarse con su novia Amaya, quien es sorda. El descubrimiento en el laptop de una carpeta repleta de archivos escalofriantes pondrá a Matias y sus amigos en el punto de mira de un asesino. Se terminó el juego, empieza la caza.

Título original: Unfriended: Dark Web

Año: 2018

País: Estados Unidos

Duración: 88 min.

Director: Stephen Susco

Guion: Stephen Susco

Fotografía: Kevin Stewart

Reparto: Colin Woodell, Stephanie Nogueras, Betty Gabriel, Andrew Lees, Connor DelRio


Un viaje en picado a las profundidades de la web.

Internet. Para bien o para mal está tan asentado en nuestras vidas que ya no podemos vivir sin él. En la genial sitcom británica The IT Crown, los informáticos protagonistas especulaban con que le ocurriría a la humanidad si internet desapareciera: los humanos volverían a las cavernas tras sumirse en el caos. Desde la creación de la web se habla de la Deep Web, aquí llamada Dark Web, donde se ocultan páginas que ofrecen todo tipo de hechos ilegales, desde la venta de armas hasta contratar asesinos.


Tarde de juegos online para Matias y su grupo de amigos. Ese día Matias da a todos la sorpresa al haberse comprado un Laptop ya que su antiguo ordenador era incapaz de ejecutar un programa que ha creado para comunicarse con su novia Amaya, quien es sorda. El descubrimiento en el laptop de una carpeta repleta de archivos escalofriantes pondrá a Matias y sus amigos en el punto de mira de un asesino. Se terminó el juego, empieza la caza.

El guionista Stephen Susco, autor entre otros de los guiones de The Grudge - la versión americana del Ju-On de Takashi Shimizu - se enfrenta en su ópera prima al siguiente capítulo de Unfriended, una cinta del 2014 apadrinada por el ruso Timur Bekmanbetov y Jason Blum, el nuevo Rey Midas del terror gracias a su productora Blumhouse, que fue un ligero soplo de aire fresco en el mundo del Found Footage; como la ratio dinero invertido/dinero recaudado fue rentable ha sido raro que transcurrieran cuatro años hasta la nueva entrega.


Stephen Susco toma la inteligente medida de no continuar la historia tras el final de Unfriended sino explorar otros caminos dentro de la comunicación online, aquí no hay elementos sobrenaturales sino que todo intenta resultar realista. Pero una idea inteligente deja de serlo cuando los personajes en peligro no tengan entidad más allá de que uno tenga gafas, la otra sea sorda, un tercero sea antisistema y así hasta completar el elenco protagonista. Los actores cumplen, cierto, pero sus conversaciones resultan intercambiables de unos a otros y no es hasta bien pasado el primer tercio que Dark Web empieza a resultar entretenida al ofrecer al espectador lo que quiere ver: peligro, oscuridad, crueldad y una cuenta atrás que le mantenga en vilo. Este es el mayor pero de Dark Web respecto a la película “madre”, su amenaza está bien construida, aboga por una crueldad humana antes que por lo sobrenatural, pero no consigue transmitir la inquietud de la original y su giro final puede resultar predecible.

¿Tendremos franquicia de Unfriended? La taquilla así lo asegura y quedan muchos rincones oscuros de la Web por explorar, esperemos que las próximas entregas estén más cuidadas respecto a la historia. Todo esto no quiere decir que Unfriended: Dark Web sea mala, es un producto resultón y gustará a todos aquellos que busquen películas entretenidas, pero si te gusta empatizar con los protagonistas ten por seguro que esta no será tu cinta del año ni de la década.

Firma: Javier S. Donate.