Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 31 de agosto de 2017

[FANTASIA] - Tilt review


Título original: Tilt

Año: 2017

Duración: 99 min.

País: Estados Unidos

Director: Kasra Farahani

Guión: Kasra Farahani, Jason O'Leary

Música: Lucas Putnam

Fotografía: Alexander Alexandrov

Reparto: Joseph Cross, Alexia Rasmussen, Jessy Hodges, Billy Khouri, Kyle Koromaldi, C.S. Lee, Ron Marasco, Shelley Mitchell, Jade Sealey, Kelvin Yu


Una espiral que no lleva a ninguna parte.

Tilt es un thriller de terror muy introspectivo y psicológico, una historia muy sencilla con apenas dos personajes y un argumento que parece muy sesudo y profundo pero que realmente no lo es tanto. Una cinta con una fuerte crítica social añadida directamente al argumento pero pese a esto la cinta no termina de arrancar y puede llegar a hacerse aburrida.


Una joven pareja está esperando a su primer hijo, con el tiempo Joseph empieza a tener comportamientos extraños, a salir por las noches y poco a poco, impulsos agresivos.

La película no tiene mucho más misterio que un telefilm de sobremesa, casi todo es correcto, con los mínimos exigibles pero nada más. Un argumento algo soso, que va en círculos y falto de “chicha”, unos personajes no demasiado interesantes y un desenlace totalmente previsible. No obstante tiene cosas positivas, una calidad en los jump scares mejor que la media (hay uno que incluye a Donald Trump que me hizo dar un bote importante), el reflejo de un hombre que ha quemado etapas demasiado pronto y en definitiva, ese sentimiento de no haber conseguido tus objetivos. Pero en definitiva, es una película que le falta algo, tal vez sea un guión algo más dinámico, escenas que destaquen o quizás un mayor presupuesto para poner todo esto en práctica.

Dirige y escribe Kasra Farahani su segundo largometraje tras The Good Neighbor (2016) película superior a esta, la peculiaridad de la situación es que Kasra tiene una larga carrera como diseñador en el departamento de arte, productor, story boarder... en superproducciones como Avatar (2009) o Alicia en el país de las maravillas (2010) por poner tan solo dos ejemplos. Destaca porque la especialidad del director en diseños y arte de producción no son elementos que destaquen en absoluto en esta cinta, siendo, como decía antes, poco más que un telefilm con pocos medios y ninguna “virguería” visual. Llevan todo el peso de la cinta Joseph Cross (Rastro Oculto) y Alexia Rasmussen (Proxy) y están correctos, un papel más interesante el de Joseph que le hace quedar por encima pero sin demasiadas estridencias, ambos hacen un buen trabajo.


Es una película que me recordó a dos cintas (y que nadie se espante), una es la de El Maquinista (2004) y otra El Resplandor (1980), y no me refiero a calidad cinematográfica, si no más bien el hecho de que una experiencia traumática o un cambio de estilo de vida muy brusco, como pasa en esas dos cintas, pueden llevar a un hombre a la locura. No me atrevería a recomendarla porque tampoco ofrece un reto intelectual al espectador ni es un pasatiempo demasiado divertido, pero para pasar la tarde con una película tranquila y olvidarte de ella un par de días después si que cumple su cometido.

Firma: Oriol Hernández.