Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 9 de abril de 2015

The Editor review


Título original: The Editor

Año: 2014

Duración: 102 min.

País: Canadá

Director: Adam Brooks, Matthew Kennedy

Guión: Adam Brooks, Matthew Kennedy

Música: Jeremy Gillespie, Claudio Simonetti, Brian Wiacek

Fotografía: Sasha Moric

Reparto: Matthew Kennedy, Adam Brooks, Paz de le Huerta, Udo Kier, Laurence R. Harvey, Samantha Hill, Conor Sweeney


Diversión terrorífica en un giallo clásico.

Parece que cuando hablamos del giallo lo estemos haciendo de la prehistoria del cine. No es que sea un género ya superado, pero el tiempo no ha jugado mucho a su favor, aunque últimamente estamos asistiendo a una reinvención, con resultados más o menos aceptables, pero ya no es lo mismo. Otra cosa es una parodia del mismo, cosa que funciona muy bien como podemos comprobar en The Editor.

Su origen, como ya sabemos, es italiano, su puesta de actualidad no. Países como Argentina, Alemania, España o Canadá, por nombrar algunos, parece que han cogido el testigo para que no muera definitivamente.

De vis cómica, sin abandonar el terror y el gore propio de ese estilo, The Editor se convierte en algo muy original y divertido. Sus directores han tenido la clarividencia de saber dosificar esa vertiente más festiva, ya que si su entera duración se hubiera dedicado a hacernos reír hubiera resultado tediosa. Quizás es que no tenían más gags, cosa que dudo, puesto que los que inteligentemente aparecen son desternillantes y en cierta manera sorpresivos.

Rey Ciso es un editor de películas, al cual se le atribuyen una serie de asesinatos que asolan el rodaje de una película de terror. La investigación del caso corre a cargo de un inspector algo peculiar, que hará todo lo posible para desenmascarar al oscuro y escurridizo asesino.

La dirección bicéfala de Adam Brooks y Matthew Kennedy, los cuales se guardan para sí papeles protagonistas, es sumamente acertada a la hora de llevar a la pantalla algo tan sorprendente y que cuenta con un guión muy elaborado, cuya autoría es también de la mencionada pareja. En su contra podemos decir, que los intervalos entre carcajadas no aclaran excesivamente lo que verdaderamente se quiere explicar, que no deja de ser un giallo, el final por tanto es algo confuso y con la sensación de ganas de acabar. Entre el elenco de actores cuenta con la presencia del afamado Udo Kier, cuya extensa filmografía no nombraremos aquí. Destacar también la interpretación de Paz de la Huerta, en el papel de una femme fatal algo desaliñada y desesperada. Mundo aparte merece la fotografía de Sasha Moric, setentera, de tono rojizo y sumamente fiel a los cánones de ese subgénero. La música, cuya autoría se reparten Jeremy Gillespie, Claudio Simonetti y Brian Wiacek, es también muy fiel a la vez que pegadiza.

Entretenida película que sin duda os hará pasar un rato muy divertido, sin olvidar unos brillantes efectos especiales que no dudan en enseñar algunos litros de sangre.

Firma: Josep M. Luzán.