Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 12 de mayo de 2015

Julia review


Título original: Julia

Año: 2014

Duración: 95 min.

País: Estados Unidos

Director: Matthew A. Brown

Guión: Matthew A. Brown

Música: Frank Hall

Fotografía: Bergsteinn Björgúlfsson

Reparto: Ashley C. Williams, Tahyna Tozzi, Jack Noseworthy, Joel de la Fuente, Cary Woodworth, Darren Lipari, Ryan Cooper, Brad Koed, Sean Kleier, Bridget Megan Clark, Chris Cardona, Kumiko Konishi, James Henry B.


Dulce y brutal venganza.

Se nota cuando un director tenía ganas de realizar su película, este es uno de esos casos. El amor que desprende el metraje es incalculable. Los homenajes y guiños, abundantes y su guión aunque no cuenta nada nuevo, se mantiene solido y consigue mantener el interés durante toda la cinta.

Julia Shames es una chica tímida y algo introvertida, que un día acepta una cita con un chico. Aunque las intenciones de este no eran para nada las mismas que las de ella. Drogada, violada y golpeada, Julia se arrastra hasta su casa. El severo trauma que sufre hace que tome una decisión que cambiará su vida, la mejor terapia para tratar este terrible shock será sumergirse en una espiral de búsqueda y venganza contra el grupo de hombres que la violó y golpeo.

Julia se mueve a medio camino entre el Pinku Eiga y el Rape & Revenge, siendo claramente este último el que más influencia ejerce. La elección de Ashley C. Williams (The Human Centipede) como protagonista es todo un acierto, sabe a la perfección como parecer tan frágil e indefensa, y a continuación cambiar totalmente de registro y transformarse por completo en una total depredadora de la noche.

Debut en el largometraje para el director y guionista Matthew A. Brown, que sigue un poco la senda marcada por uno de sus cortos, Victim, realizado en 2010 y que nos enseñaba que a veces cazar a la victima equivocada acarrea grabes consecuencias. Su primer film Julia, lo carga de referencias a otras cintas de género y nos muestra como un director novel es capaz de realizar una película potente, y con personalidad propia.

Otro de los puntos fuertes de esta cinta es su fotografía, obra del islandés Bergsteinn Björgúlfsson, ganador de varios premios en varios festivales de cine por su labor como fotógrafo. En Julia sabe retratar a la perfección los bajos fondos, donde la protagonista desciende tras el terrible suceso que cambia su vida.

No disfrutaba tanto ver masacrar a gente desde el remake de I Spit on Your Grave. Y pese a que la película mencionada es increíblemente dura y será muy difícil de superar el nivel de violencia mostrado, prefiero el enfoque mucho más humano que nos muestra Matthew A. Brown en Julia. Dando importancia por encima de la venganza a su protagonista, no nos engañemos, esto es una película de venganza pero por encima de ello su mismo título lo deja claro, esto va sobre Julia y su evolución como persona.

Julia sin duda alguna es un rape & revenge y una película de terror recomendadísima para todos los amantes del género.

Firma: Omar Parra.