Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 7 de octubre de 2014

Honeymoon review


Título original: Honeymoon

Año: 2014

Duración: 87 min.

País: Estados Unidos

Director: Leigh Janiak

Guión: Phil Graziadei, Leigh Janiak

Música: Heather McIntosh

Fotografía: Kyle Klutz

Reparto: Rose Leslie, Harry Treadaway, Ben Huber, Hanna Brown, Henry Lawrence


Intensa y oscura.

La evolución de esta película es como un goteo constante, parece que no avance, pero lo que realmente pasa es que no se detiene en ningún momento. Sabe mantener el interés hasta el final, debido a que realmente se te plantean tantas soluciones posibles que no sabes por dónde va a salirte la conclusión.

La interpretación se reduce a los dos protagonistas, ya que la aparición del resto de actores es casi anecdótica. Entre ellos destacar a Rose Leslie, la evolución de su personaje es para cagarse en los pantalones, me recuerda a la sufrida por la protagonista de Contracted, salvando las diferencias obviamente.

La directora Leigh Janiak debuta con una historia que se mueve entre el romance y el terror de manera perfecta y el guión de ella junto a Phil Graziadei pese a no ser nada del otro mundo, ya que siendo sinceros, de innovar poco, sabe mantenernos enganchados en todo momento y nos obliga a estar atentos para no perder el hilo.

Paul y Bea son una pareja de recién casados, que decide pasar su luna de miel apartados de la civilización, por eso se van a una cabaña donde Bea pasaba los veranos de su infancia. Todo está saliendo a pedir de boca, hasta que una noche ella sale al bosque sonámbula y Paul se da cuenta que su mujer no recuerda nada de lo sucedido y que además tiene unas marcas en el muslo como de una mordedura. A partir de ese momento el comportamiento de Bea cambiará radicalmente, y por si tenían poco empezaran a sentir una extraña presencia que les acecha de muy cerca.

Honeymoon es una de esas películas que tienes la sensación que ya la has visto en otras veinte ocasiones, pero cuando llegas a su desenlace te deja buen sabor de boca. Las interpretaciones totalmente creíbles también ayudan mucho a todo esto, por la parte negativa sin duda vuelvo a remarcar ese guión realizado como un pequeño popurrí de tópicos y ese ritmo pausado, que puede marcar demasiado a algunos espectadores.


Recomendada si te gusta el terror más donde la atmósfera prima por encima de la acción, va por el camino de Magic Magic o el cine de Ti West.

Firma: Omar Parra.