Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 20 de septiembre de 2016

Bed of the Dead review


Título original: Bed of the Dead

Año: 2016

Duración: 88 min.

País: Canadá

Director: Jeff Maher

Guión: Cody Calahan, Jeff Maher

Música: Steph Copeland

Fotografía: Micha Dahan

Reparto: Colin Price, Alysa King, Gwenlyn Cumyn, Dennis Andres, George Krissa, Hamza Fouad, Tom Marasovic, Justin Moses


Diferente, fresca y aterradora.

¿No queríais una película de terror?, pues aquí la tenéis, en todo su esplendor, con todos los aditivos para los más adictos al género. El cine canadiense nos vuelve a regalar una joya, lo cual ya ha dejado de ser una sorpresa. Viene de la mano de Jeff Maher, que hace su primera incursión tras las cámaras en el mundo del largo. Su extensa carrera como director de fotografía contiene éxitos tan importantes como Bite (review) de Chad Archibald y Antisocial (review) de Cody Calahan.


Pero una cosa es formar parte del equipo técnico de un film y otra ser el máximo responsable. En Bed of the Dead no ha dudado en echar mano de todo un arsenal de recursos para ofrecernos una historia que pone los pelos de punta. Hay que mencionar el uso, sin abuso, del gore. Quizás esa mezcla del terror psicológico con el escatológico no satisfaga a todo el mundo. A los primeros no les gusta mucho la sangre y los segundos querrán más. En un amplio abanico andamos el resto, que solo queremos pasárnoslo bien y con Bed of the Dead lo logramos con creces.

Dos jóvenes parejas deciden acudir a un extraño lugar dónde el sexo tiene vital importancia. A punto de iniciar el juego amoroso entre ellos, se dan cuenta de que la cama donde pretenden efectuar esos gratificantes ejercicios, quiere ser la verdadera protagonista.

Gran debut de Jeff Maher en la dirección. Cuenta con la colaboración en el guion de Cody Calahan, consiguiendo ligar una historia que al principio parece que no llegará a buen puerto, pero a medida que avanzan los minutos, va captando nuestro interés con un ritmo bastante vivo, en parte debido a querer encajar una no muy sencilla historia en sus escasos 88 minutos. Hay que resaltar que gran parte de la cinta está rodada en un mismo escenario, que para más inri, es una cama, pero no os preocupéis, esto pasa desapercibido por la cantidad de situaciones que se suceden, entre ellas, algunas de alucinaciones muy acertadas.

Destacar la música de Steph Copeland, la cual nos acompaña en toda la cinta con momentos de gran belleza, junto con otros que nos harán saltar de la silla.

Ahora les toca a los actores. Empezamos con el televisivo Colin Price, que hace una gran mutación, alejándose poco a poco del estereotipo de policía guaperas. Seguimos con una impresionante Alysa King, la cual en sus orígenes iba para scream queen pero por lo que parece ha hecho otra mutación, esta vez en la vida real. Para finalizar nombrar al resto de los principales, Gwenlyn CumynDennis Andres y George Krissa, que cumplen sobradamente.


Y nos toca acabar. Lo haremos diciendo que Bed of the Dead es una gran película destinada a pasárselo bien. No busquéis mucha cosa más, tampoco es necesario.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan