Overlord review


Fuerzas aéreas y marítimas atacan la costa francesa antes del día D para allanar el camino. Pero tras una desafortunada entrada un pelotón termina solo y desconectado en un pequeño pueblo ocupado. Pero pronto descubrirán que los nazis han estado experimentando para encontrar el suero del súper soldado.

Título original: Overlord

Año: 2018

Duración: 109 min.

País: Estados Unidos

Director: Julius Avery

Guion: Billy Ray, Mark L. Smith

Música: Jed Kurzel

Fotografía: Laurie Rose, Fabian Wagner

Reparto: Wyatt Russell, Jovan Adepo, John Magaro, Mathilde Ollivier, Pilou Asbaek, Bokeem Woodbine, Iain De Caestecker, Jacob Anderson, Marc Rissmann


Terror y acción pulp en estado puro.

Ya está aquí la nueva producción de Bad Robot, principal plataforma de J.J. Abrams para apoyar a nuevos talentos y proporcionarles las herramientas necesarias para sus películas. Es por ello que desde que se tuvo el conocimiento de la existencia de Overlord se decía que era una nueva entrega de la saga de Cloverfield, acostumbrados ya a que nos sorprendan continuamente con nuevas películas cuando menos lo esperamos pues era una opción factible. Pero no, avisar de que esta película nada tiene que ver con aquellas en ningún aspecto. Es lo que es ni más ni menos.


Fuerzas aéreas y marítimas atacan la costa francesa antes del día D para allanar el camino. Pero tras una desafortunada entrada un pelotón termina solo y desconectado en un pequeño pueblo ocupado. Pero pronto descubrirán que los nazis han estado experimentando para encontrar el suero del súper soldado.

La cinta no engaña a nadie, es pura diversión sin estrujarse mucho el coco, desde la vibrante y excesiva, por todas partes, primera escena de la película nos informa de que no te puedes tomar Overlord en serio. Es un divertimento excelente para maratones cinematográficas con amigos y nada más, y no tenemos nada en contra de este tipo de películas (al contrario) pero si que hay que advertir a quien crea que vaya a ver una película bélica con fechas, lugares y personalidades históricas. Y es que la película funciona como un tiro en la mayoría de tiempo, la acción y nervio se apoderan de la pantalla de manera continua como solo el mejor pulp es capaz de hacer, exceptuando unos 20 minutos durante la primera hora que el ritmo cae por completo pero viéndolo en perspectiva no es nada grave.

Dirige su segundo largometraje Julius Avery tras la interesante Son of a Gun (2014), consigue una película sólida con correctas escenas de acción sin más, juega más por la cantidad y saturación de efectos que no por ser escenas demasiado imaginativas, aún así funcionan en su mayoría. Destacar el maquillaje old school que utiliza para las criaturas. Protagonizan Wyatt Russell (At the Devil's Door, Shimmer Lake) y Jovan Adepo (Mother!) como los aguerridos soldados. No es una cinta que se preocupe demasiado por el trasfondo y personalidad de sus personajes más allá de un par de esbozos porque la cinta realmente no lo necesita, sumados a John Magaro y Mathilde Ollivier hacen un equipo sólido pero lo que perdurará en la mente es el personaje de Pilou Asbaek (Ghost in the Shell) como el general nazi indestructible.


Película recomendable si el cine de acción, el gore y la ciencia ficción te gustan. Si fueras amante del videojuego Wolfenstein ya sería de traca. No te va a marcar de por vida, pero seguro que te hace pasar dos horas la mar de entretenidas.

Firma: Oriol Hernández.