Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 23 de agosto de 2016

Chongqing Hot Pot review


Título original: Chongqing Hot Pot

Año: 2016

Duración: 94 min.

País: China

Director: Yang Qing

Guión: Yang Qing

Música: Peng Fei, Zhao Yingjun

Fotografía: Liao Ni, Bai Yuxia

Reparto: Chen Kun, Bai Baihe, Qin Hao, Yu Entai


Auténtico film noir con toques de comedia.

La primera sorpresa de este trepidante film es un inicio que nos deja con la boca abierta. ¿El resto?, pues más de lo mismo. Casi sin respiro cada escena se presenta sumamente cuidada sin perder ni un ápice de truculencia. Como es habitual en el cine chino, los toques de humor, de amistad y de compañerismo no faltan. Aparte de oxigenar un poco el ambiente, sirven para tejer una espesa trama que nos lleva a un final apoteósico.

Yang Qing se supera en este su segundo largometraje. En su debut, One Night in Supermarket, ya nos sorprendió con una comedia que tuvo una gran acogida. Sin abandonar del todo ese tono festivo, se lanza a por algo más. Ese plus es muy de agradecer para todos los amantes de los thrillers oscuros y con algo de mala leche en su realización.

Liu, Xu y Four Eyes son tres amigos propietarios de un curioso restaurante situado en un refugio antiaéreo. La cosa no va nada bien y en su mente está la venta del negocio. Para conseguir más dinero no dudan en ampliar el local dándose de bruces con una grata, o no, sorpresa.

Técnicamente perfecta, destaca sobre todo con el mimo en el que está rodado cada plano. El guion, obra del mismo Yang Qin, nos ofrece acción casi sin descanso. Esas escenas son excelsas, mostrándonos algún que otro homenaje a películas asiáticas, me estoy refiriendo concretamente a la obra maestra de Park Chan-wook: Old Boy. Diversión en estado puro sin escatimar ni una gota de sangre.

Ya hemos comentado que el escenario principal es una especie de cueva. El rodaje se intuye algo complejo por lo que hay que destacar la labor de Liao Ni y Bai Yuxia como encargados de la fotografía.

Como elemento algo negativo, al menos visto desde el mundo occidental, nos encontramos con la excesiva edulcoración de la trama paralela, que va cobrando una importancia in crescendo. Suponemos que el público al que va dirigida no espera otra cosa, pero mirada desde nuestra perspectiva, una historia algo más cruda hubiera encajado mejor.

Otro de los puntos fuertes de la cinta es el de las interpretaciones. El trío masculino protagonista, formado por Chen Kun, Yu Entai y Qin Hao bordan unas grandes actuaciones. El estigma de perdedores queda reflejado desde el primer minuto. Hay que remarcar que estamos hablando de unos actores cuya fama precede a Chongqing Hot Pot. Un acierto la elección de los mismos. Como contrapunto tenemos a Bai Baihe en la parte femenina, en un papel de importancia capital.

Acabando ya, decir que nos encontramos ante una gran producción en todos los sentidos. Su excelente ritmo hará las delicias de todo el público, sobre todo a los amantes de un cine digamos que perverso.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan