Buscador

Translate

Medio Oficial

domingo, 20 de octubre de 2013

The Rambler review


Título original: The Rambler

Año: 2013

Duración: 97 min.

País: Estados Unidos

Director: Calvin Reeder

Guión: Calvin Reeder

Música: Scott Honea, Jed Maheu, Heather McIntosh

Fotografía: Dave McFarland

Reparto: Dermot Mulroney, Lindsay Pulsipher, Natasha Lyonne, James Cady, Scott Sharot, Paul Blott, Robyn Reede, Christopher Dempsey, Carrie Lazar, Fran Martone


Un mal viaje.

The Rambler es un hombre de mediana edad que después de salir de la cárcel no acaba de encontrar un lugar en su antigua vida. Asqueado del comportamiento de los seres que le rodean y de que no comprendan el cambio que ha sufrido en prisión, decide romper con todo y recorrer medio país haciendo autoestop con la esperanza de aceptar un trabajo de vaquero en la granja de su hermano. Pero su viaje se convertirá en toda una odisea repleta de personajes a cual más estrafalario que el anterior, y donde nada es lo que parece.

Segundo film de Calvin Reeder (The Oregonian) en el que vuelve a combinar las funciones de director y escritor, igual que en todos sus anteriores proyectos y que tuvo su estreno en la sección oficial de Sundance ´13. Como en su anterior largometraje nos vuelve a sorprender con un film inquietante a la par que desconcertante en el cual, no solo es difícil adivinar qué es lo que está pasando, sino que además, al terminarlo nos quedaremos con una sensación entre ignorancia e incomprensión que nos mantendrá un buen rato con la duda de que es lo que hemos visto y si realmente hay algún sentido en todo ello.

Lo más destacable de este onírico-psicodélico film es lo valiente y arriesgado de su planteamiento, que no novedoso pues puede recordar por momentos a Linch, sin querer ofender a los fans más acérrimos de este, pues no llega a estar a su altura.
Pese a que a priori se nos plantea un buen cóctel (amor, momias, monstruos, road movie, sangre, un científico loco…) el resultado una vez servido en la copa no tan atractivo como pueda parecer y toda su originalidad queda diluido en un sin sentido del que podemos extraer un par de moralejas, la cárcel te cambia y por mucho que huyas tus problemas te atrapan.

Otro detalle a destacar es que los personajes principales, no así el resto, no poseen nombre. The Rambler el héroe o más bien el antihéroe principal, interpretado por Dermot Mulroney (Stoker, Jobs) que recorre medio país al más puro estilo cowboy con su equitación de sombrero, gafas de sol y guitarra; y que además de ser poco hablador, pase lo que pase nunca se ve superado por la situación. Le acompañan durante esta singular odisea, James Cady el científico loco y Lindsay Pulsipher (The Oregonian) la chica.

Resumiendo, un film a priori interesante, difícil de ver y con larga digestión, que nos aturdirá a la par que nos dejará desorientados; solo recomendados para aquellos que quieran ponerse su gorro de pensar en busca del trasfondo de este sin sentido alocado y con un toque algo macabro.

Firma: Daniel Manso.