Fantasia - Dans Ma Peau review

Esther (Marina de Van) parece tenerlo todo para ser feliz: un novio que la quiere, una buena amiga, un trabajo en el que se la valora. Pero una noche, sufre una caída que le destroza media pierna y Esther empieza a sentir fascinación por la laceración en su carne

Título original: Dans Ma Peau

Año: 2002

Duración: 93 min.

País: Francia

Director: Marina de Van

Guion: Marina de Van

Música: Esbjorn Svensson

Fotografía: Pierre Barougier

Reparto: Marina de Van, Laurent Lucas, Léa Drucker, Bernard Alane


Cruda y salvaje, una película de culto que no os podéis perder.

Dans Ma Peau es, sencillamente, muy perturbadora. Estamos ante el debut en la dirección de Marina de Van, que también tiene el papel principal, y que venía por aquel entonces de hacer numerosos cortometrajes. Su carrera siempre ha estado vinculada al terror, con películas como Dark Touch, o Ne te retourne pas, pero esta que nos ocupa, de verdad que es algo muy especial que os recomiendo que veáis.


Esther (Marina de Van) parece tenerlo todo para ser feliz: un novio que la quiere, una buena amiga, un trabajo en el que se la valora. Pero una noche, sufre una caída que le destroza media pierna y Esther empieza a sentir fascinación por la laceración en su carne

Dans Ma Peau es un descenso a la locura, o a la extraña afición de destrozarte la piel y el cuerpo, que viene a ser lo mismo. Con poquísimos elementos y sospecho que poquísimo presupuesto, Marina de Van cuenta esta historia de body-horror con un acierto casi absoluto. Hay tanta crudeza y tan poco adorno (mucho de lo que se autoinflige está rodado fuera de campo), que nos parece estar pegados a Esther en su viaje demencial.

Si bien en los apartados más técnicos el film tiene un aire amateur, la parte de cómo se narra y se expone este proceso destructivo es un diez. En este caso, la fotografía a cargo de Pierre Barougier, padece a veces de cierta oscuridad y de una textura un poco “vídeo”. Pero a nivel de decisiones narrativas, como exponer sin florituras lo que le está pasando a la protagonista, Marina de Van acierta en casi todo.

Diría que peca de un final abrupto. Podríamos decir también que le falta desarrollo, es decir, nunca llegamos a comprender por qué a Esther le pasa lo que le pasa, o porque se obsesiona con ciertas cosas durante su destructivo proceso (fotos, cuero) pero esta parte no me resulta un obstáculo para que la película sea fascinante. El no saber puede convertirla en más inquietante.


Todo lo que hemos visto ¿será el despertar de una enfermedad mental muy seria? ¿Es daño autoinfligido porque Esther se siente vacía? No lo sabemos con certeza, pero no importa. Su descenso a la locura está tan bien hecho, con tan pocos elementos, es tan desasosegante lo que nos muestra, sin suavizante, sin música muchas veces... en fin, locura y desquicie en estado puro.

Dans Ma Peau, que sin duda bebe de Crash de Cronenberg, se la considera una de las precursoras del horror extremo francés. A ella la seguirían obras tan importantes como Alta Tensión de Alexandre Aja, Al Interior de Bustillo y Maury, Martyrs de Pascal Laugier y tantas otras.

Esta película se alzó con el premio a mejor película en Fantasia 2003 por encima de Cabin Fever de Eli Roth, me parece todo un logro, y muy merecido.

Firma: Sonia Antorveza.
@bunyoldesucre

🎬 VOD