Volition review

James es un hombre visionario. Entre sus alucinaciones hay una que le aterra, ver su inminente asesinato. Todo lo que hace parece que le va en contra para, al final, tener que tomar una drástica decisión.

Título original: Volition

Año: 2019

Duración: 91 min.

País: Estados Unidos

Director: Tony Dean Smith

Guion: Tony Dean Smith, Ryan W. Smith

Música: Matthew Rogers

Fotografía: Byron Kopman

Reparto: Adrian Glynn McMorran, Magda Apanowicz, John Cassini, Frank Cassini, Aleks Paunovic, Bill Marchant


Perturbadora, intrigante y cautivadora.

Vamos a ir directamente al grano, Volition es una película de ciencia ficción. Nos decidimos a hablar de ella por la estructura narrativa que pasa rozando el género de terror y por algunos de los ingredientes que la componen. De hecho toca de refilón algunos elementos vistos innumerables veces en el mundo del cine y que tienen la particularidad de no entorpecer en nada la coherencia de una historia que podríamos calificar de demencial. Entre ellos la presencia de un mad doctor, cierto aire a una road movie y un amargo y atrayente regusto de oscuro y descarnado thriller.


James es un hombre visionario. Entre sus alucinaciones hay una que le aterra, ver su inminente asesinato. Todo lo que hace parece que le va en contra para, al final, tener que tomar una drástica decisión.

Estamos ante un film que podríamos calificar como redondo, en todos los sentidos, aunque destaca sobremanera un guion que raya la perfección. Los hermanos Smith (Tony Dean, Ryan W.) sin duda han encontrado la manera de intrigar al espectador, dejarlo atónito, hacerle abrir los ojos como platos y que acaben deseando que algo de luz aparezca en la espesa trama con unos personajes dibujados a la perfección, con el mérito de no convertirlos en estereotipos.

Aparte de todo esto destaca la manera en que está rodada. El director, Tony Dean Smith, se decanta por hacerlo de manera turbia, alternando la acción, en unos meritorios primeros planos, con momentos de necesaria pausa para poder digerirlo todo. Tiene un toque trágico que no es que le siente mal, pero encontramos a faltar una pizca de humor colocada entre las escabrosas situaciones que aparecen.

Los que nos seguís habitualmente sabréis que no somos para nada partidarios de que, una vez transcurrida buena parte de un film, se nos vuelva a explicar todo, dando la impresión de que al espectador le falte algo de materia gris. En Volition es necesario, básico e imprescindible. Con esto suponemos que ya os vais haciendo una idea de por dónde van los tiros. Ni que decir tiene que de vueltas de tuerca hay más de una.


Adrian Glynn McMorran da vida a un James a ratos desvalido, a ratos héroe, y en otros villano, en una interpretación de altura que destaca por la convicción con que está realizada. Diríamos que es un personaje poliédrico al cual el actor saca todo el partido sobre todo en el apartado más dramático. Le siguen, aunque a cierta distancia, Magda Apanowicz (El Infierno Verde), John Cassini (True Fiction), Frank Cassini, Aleks Paunovic y Bill Marchant.

Recomendarla encarecidamente a los amantes del sci fi. No bostante, el abanico de espectadores lo podríamos abrir hasta el infinito. Volition es una obra que os dejará un gran sabor de boca, y creemos que en esta ocasión podemos generalizar.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan