Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 5 de octubre de 2017

Most Beautiful Island review


Título original: Most Beautiful Island

Año: 2017

Duración: 80 min.

País: Estados Unidos

Director: Ana Asensio

Guión: Ana Asensio

Música: Jeffery Alan Jones

Fotografía: Noah Greenberg

Reparto: Ana Asensio, Natasha Romanova, David Little, Nicholas Tucci, Larry Fessenden, Caprice Benedetti


Retrato malsano del dolor.

Sorprendente y deliciosa película norteamericana que casi la podríamos considerar como propia al estar escrita, dirigida y protagonizada por la madrileña Ana Asensio, la cual hace su debut tanto en la dirección como en el guión. Estos estrenos los podríamos catalogar como apoteósicos puesto que la maestría demostrada se da de bruces con una pretendida inexperiencia que tozudamente la directora oculta tras unas bellas, aunque algo crudas, imágenes.

Nos encontramos con un producto perfectamente manufacturado y, si me lo permitís, idóneo para públicos de diferentes latitudes. Lo que explica es algo que podemos encontrar en cualquier ciudad, lo cual no deja de ser preocupante.


Para conseguir todo esto, cuenta con el apoyo de la gran fotografía de Noah Greenberg, sucia, oscura y barriobajera, totalmente idónea con lo que se nos está contando, una historia de soledad en una huida hacia delante de la protagonista.

Luciana es una mujer indocumentada que mora por Nueva York ganándose la vida como puede. En su evasión intenta redimirse de un oscuro pasado que la atormenta, no dudando en introducirse en un peligroso juego a cambio de unos sucios billetes.

Explicar algo así requiere cierto dominio del lenguaje cinematográfico. En Most Beautiful Island la atormentada vida de unos seres que solo buscan sobrevivir en lo que muchos denominan, usando la poética, la jungla del asfalto, queda perfectamente retratada. La tensión se mantiene en sus escasos ochenta minutos. Lo bueno de la cinta es que no sabemos qué va a pasar, hacía dónde nos llevaran los pasos de la infeliz Luciana. Podemos esperar de todo. Esa incógnita quedará al fin despejada no sin algo de desilusión. Tampoco penséis que esperábamos vísceras desparramadas y litros de sangre, pero un toque algo más siniestro hubiera dado algo más de vida al film. No es que seamos sádicos, pero estamos dónde estamos y eso lo tenemos que valorar.

Su ritmo, que se mantiene constante en toda su duración, es de destacar. No le sobra ni le falta nada, va directamente al grano, ahorrándonos eso que muchas veces comentamos y que incide directamente en la excesiva duración de los films. En ese sentido tiene visos de obra maestra.

El final, sin ser apoteósico, nos deja un buen sabor de boca. Es de aquellos en los que uno se queda pegado a la butaca, dejando que transcurran unos minutos, dándole a la mollera.

Destacar, ya en el trabajo actoral, la espléndida y sobria interpretación de Ana Asensio. Da sentido a toda la cinta. Es de aquellas actrices que casi sin mover un músculo expresan toda clase de sentimientos. La secundan Natasha Romanova en un gran trabajo y Caprice Benedetti. En el lado masculino nos encontramos con el secundario Larry Fessenden (We Are Still Here y The Transfiguration) y el veterano David Little (Los Soprano).


Gran producto para los amantes de todo tipo de cine. Quedaran sorprendidos. Su apuesta está clara: divertir a la vez que hacernos reflexionar. ¿Qué más se puede pedir?

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan