Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 30 de agosto de 2016

The Wailing review


Título original: Goksung

Año: 2016

Duración: 156 min.

País: Corea del Sur

Director: Na Hong-jin

Guión: Na Hong-jin

Música: Jang Young Gyu, Dalpalan

Fotografía: Hong Kyung Pyo

Reparto: Hwang Jung-min, Kwak Do-won, Chun Woo-hee, Jo Han-chul, Jang So-yeon, Jun Kunimura, Kim Hwan-hee


Sobrecogedora mezcla de thriller y terror.

Ya podéis buscar donde queráis, los antecedentes de este film son, como mínimo, para tener los ojos bien abiertos. En la dirección y guión nos encontramos con Na Hong-jin. En su haber tres largometrajes, los dos primeros son The Chaser y The Yellow Sea, no creo que haga falta comentar mucho más. Debutar con algo como The Chaser nos da una idea de la maestría de Hong-Jin, lo que le llevó a ganar el prestigioso PaekSang Arts Award al Mejor Director Debutante de Cine.


El tercero en discordia es el que nos ocupa: The Wailing, que dicho sea de paso, no tiene mucho que ver con los dos anteriores, manteniendo, eso sí, una exquisita calidad. Alabamos ese cambio de tercio, huir del encasillamiento es algo con que todo creador lucha durante toda su carrera, otra pincelada más en el prestigioso recorrido del joven director coreano.

La espesa trama está presente, es casi como una marca de fábrica, llevando en esta ocasión al público hasta unos callejones que parecen sin salida. Sabiamente nos transporta de una situación a otra, en medio de una sociedad rural marcada por todo tipo de tradiciones y miedos ancestrales. Sorpresa tras sorpresa el film va avanzando y los personajes principales parece como si mutaran delante de nuestras narices. Magistral.

En un pequeño pueblo coreano perdido entre las montañas se suceden una serie de misteriosos y salvajes asesinatos. Como suele ser habitual lo extraño resulta lo sospechoso y las culpas recaen sobre un anciano japonés que vive como un ermitaño alejado de la villa. Las escasas artes investigadoras de la policía local provocan que algunos habitantes requieran la presencia de un chamán. Lo malo es que estas convicciones también las tiene Jong-gu, un policía cuya familia está directamente amenazada.

La visualización de The Wailing nos deja totalmente anonadados, no por lo que esperábamos al observar el elenco, si no por ver algo diferente, fresco y con un buen ritmo, por otro lado imprescindible para poder aguantar sus 156 minutos de duración, algo excesivos dicho sea de paso. El guión es de chapó, sería un poco osado calificarlo como barroco, pero no es para nada lineal, da la impresión de que estamos dando vueltas alrededor de una sórdida historia de fantasmas dentro de un enfermizo entorno religioso. Solo una pequeña sombra al final, su excesivo celo a la hora de explicarnos lo que ya está explicado.


Nombrar, aunque sea a vuelapluma, la excelsa escenografía ayudada por la fotografía de Hong Kyung Pyo. Está cuidado hasta el más mínimo detalle. Llega a ser fascinante.

Vamos con las interpretaciones, felicitar a todos ellos sin distinción, no obstante nombraré a los más destacados. Empezaré por su protagonista Kwak Do-won en su papel de atormentado padre-policía, ¿qué más se puede decir de alguien que ha trabajado en The Man From Nowhere, Nameless Ganster y The Yellow Sea? Ahora le toca el turno a Hwang Jung-min, en un papel sorprendente del cual sale especialmente airoso, le toca ni más ni menos que interpretar a un chamán, ¿os imagináis a alguien que ha trabajado en A Bettersweet Life y en New World haciendo un papel diferente al de un mafioso? Pues esta es la ocasión. Increíble el resultado. También mencionar, ¿cómo no?, a Jun Kunimura con una extensísima carrera a sus espaldas. Finalizamos con Kim Hwan-hee en el ingrato papel de hija del policía. Lo borda y es que a pesar de su corta edad, 14 años, cuenta con un importante bagaje, sobre todo en el medio televisivo.

Poco más que decir, una gran película para disfrutarla de principio a fin.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan