BIFFF - Aporia review

Un grupo de personas es raptado por unos hombres armados hasta los dientes. Son sujetos que han fracasado en unos extraños experimentos, a los que les espera la muerte. Arvin y Ejla logran escapar con tal mala fortuna de caer dentro de un pozo. Lo que en principio parecería ser una suerte, acaba convirtiéndose en la peor de sus pesadillas.

Título original: Aporia

Año: 2019

Duración: 85 min.

País: Azerbaiyán

Director: Rec Revan

Guion: Rec Revan

Música: Rustam Isgandarov

Fotografía: Rec Revan

Reparto: Aysel Yusubova, Parviz İsmayilov, Mubariz Samadov, Taleh Memmedov


Nueva visión del universo zombie.

El mundo de los zombies nos ha regalado innumerables obras, unas de más calado que otras y, además, de procedencias muy diversas. Azerbaiyán no quiere ser menos y se asoma a ese universo que, por lo que parece, no tiene visos de desaparecer de la escena cinematográfica, para regocijo de muchos y hastío de otros.


El director y guionista, Rec Revan, se estrena en el largometraje con Aporia, un film que sin renunciar a los estereotipos de ese subgénero, aporta algún que otro matiz interesante acercándose bastante a un survival, eso sí, con los tics propios de un país, para nosotros, bastante lejano.

Un grupo de personas es raptado por unos hombres armados hasta los dientes. Son sujetos que han fracasado en unos extraños experimentos, a los que les espera la muerte. Arvin y Ejla logran escapar con tal mala fortuna de caer dentro de un pozo. Lo que en principio parecería ser una suerte, acaba convirtiéndose en la peor de sus pesadillas.

Una gran parte del film, por cierto rodado íntegramente en exteriores, transcurre con los dos protagonistas dentro de una especie de pozo del cual no pueden salir. La sensación lógica de claustrofobia está muy bien resuelta, siendo de recibo alabar el trabajo de cámara cuya autoría recae, como no, en Rec Revan.

Pero claro, llega un momento en el que, tras demostrarnos por activa y por pasiva que no podrán escapar de allí, todo se vuelve tedioso y repetitivo, deseando que pase algo que cambie esa situación. Esa falta de chicha se ve compensada con alguna que otra escenita de aquellas que tanto nos gustan, pero que están puestas a cuentagotas y con poca fuerza.

El guion va al grano, sin muchas florituras, de eso dan fe sus escasos ochenta y cinco minutos. Tiene la particularidad de que nos va explicando la historia poco a poco, escondiendo alguna carta y no es casi hasta el final que no logramos ligarlo todo, por eso en según qué momento llegamos a pensar: ¿Qué me están explicando?


Vamos con las interpretaciones que, en los papeles principales, enseguida las tenemos resueltas. Aysel Yusubova da vida a Ejla, una joven que tiene que sacar fuerzas de flaqueza y que dota a su personaje de un toque trágico que le sienta muy bien. Parviz İsmayilov se encarga de Arvin, un hombre que intenta por todos medios posibles salir de una situación que a cada momento se vuelve más y más negra. Dando contrapunto a su partenaire, su actuación tira más bien por el lado irónico. Curioso duelo.

Vamos terminando ya. Aporia es una película que encantará a los seguidores del mundo zombie y que siempre buscan algo más. En el caso de los amantes del survival, creo que también verán colmados sus más bajos instintos, puesto que la tensión se va intensificando conforme avanzan los minutos. A los que se queden en medio de tanta euforia decirles que se le puede dar una oportunidad.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD