Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 31 de agosto de 2016

The Neon Demon review


Título original: The Neon Demon

Año: 2016

Duración: 118 min.

País: Estados Unidos

Director: Nicolas Winding Refn

Guión: Nicolas Winding Refn, Mary Laws, Polly Stenham

Música: Cliff Martinez

Fotografía: Natasha Braier

Reparto: Elle Fanning, Karl Glusman, Jena Malone, Bella Heathcote, Abbey Lee, Desmond Harrington, Christina Hendricks, Keanu Reeves, Charles Baker.


Espeluznante historia llena de belleza y terror.

La carrera de Nicolas Winding Refn parece que esté marcada por la polémica, sus películas pueden provocar de todo menos indiferencia. Drive y Only God Forgives son dos buenas muestras de ello. Su estilo está caracterizado por cierto aire poético y es que hay muchas maneras de explicar una historia, la suya no deja de ser tremendamente original. Detractores también los tiene, quizás los que le acusen de pretencioso. Uno no se decanta ni por un lado ni por otro, cada película es un mundo, y como tal intentamos su análisis.


The Neon Demon es magistral, tanto en su concepción como en su realización. Tiene cierto aire de videoclip ochentero, sin que ello sea para nada peyorativo. Se atreve a entrelazar las excelsas imágenes con un trasfondo que desnuda los más bajos instintos humanos, algo así como The Tree of Life de Terrence Malick salvando las distancias. Un buen presupuesto ayuda a poner en escena el proyecto, y conseguir esto, quiérase o no, es un punto a favor.

La historia pone como excusa el mundo de la moda, que por lo que parece no es tan lindo como uno se podría imaginar. En él se mezclan los celos profesionales, la falta de escrúpulos y el hasta donde estás dispuesto a llegar para conseguir tus metas. Todo eso llevado hasta el extremo en un transgresor y terrorífico final.

Jesse es una jovencísima aspirante a modelo recién llegada a Los Angeles en busca del éxito. El impacto de su llegada, debido a su candidez y a su carismática belleza, hace que se remuevan los cimientos de esa oscura industria. Sus competidoras están dispuestas a todo con tal de capturar sus cualidades.

La historia original es del propio Nicolas Winding Refn, ayudado en el guión por Mary Laws y Polly Stenham. Éste juega un poco al equivoco, pero no deja nada por explicar. Introduce además alguna que otra pincelada erótica, sin que eso sea lo principal. El retrato de los personajes es muy acertado, con cuatro pinceladas nos dibuja unos seres perdidos en su mundo, podríamos decir que casi sin alma. Nada es más importante para ellos que el éxito profesional. La escenografía, obra de Jonathan Amico y Adam Willis resalta aún más todo lo anterior, ayudada a su vez por la fotografía de Natasha Braier. Quizás le falte un poco más de calidez, pero esa impuesta frialdad la hace aún más inquietante.


En el trabajo actoral tenemos a una jovencísima Elle Fanning que interpreta con gran maestría a una ingenua adolescente. Se basta y se sobra para devorar toda la pantalla. A su lado Jena Malone, Bella Heathcote y Abbey Lee intentan poner un contrapunto algo más terrenal, y lo consiguen. Destacar la aparición de Keanu Reeves en un papel algo inocuo e intranscendente, que se aparta totalmente de lo que estamos habituados. Interesante aportación.

Para acabar decir que puede que en esta ocasión me sitúe en el lado de los más acérrimos seguidores del director, no es mi intención, tan solo me atrevo a recomendarla a todo el mundo, os lo pasaréis en grande.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan