Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 12 de noviembre de 2015

The Hollow One review


Título original: The Hollow One

Año: 2015

Duración: 100 min.

País: Estados Unidos

Director: Nathan Hendrickson

Guión: Nathan Hendrickson

Música: Nathan Grigg, Brian Pamintuan

Fotografía: Connor Hair

Reparto: Kate Alden, Jesse James, Chelsea Farthing, Tony Doupe, Tonya Skoog, Simon Hamlin, Russell Hodgkinson, Scott C. Brown, Anissa Davis, Richard Carmen


Prometedor arranque que se desinfla.

The Hollow One es una película de terror con elementos de ciencia ficción con un inicio muy interesante pero que se va desinflando poco a poco. Es una película con pocos personajes y salvo el de la protagonista (Kate Alden), no muy bien definidos. Cuenta con buenas ideas, algunas bastante bien planteadas y ejecutadas pero se pierde en un guión que apunta demasiado alto y unas bajadas de ritmo alarmantes.

Rachel y Anna son dos hermanas que vuelven a la granja donde se criaron dos años después de que su madre falleciera en un atropello. Van a buscar a su padre después de un tiempo sin saber nada de él pero lo que encontrarán será algo que no esperaban.

Si dividimos la película en tres actos vemos como el primero, el que se encarga de presentar a los personajes y la historia se come al resto, pues tiene un planteamiento más que interesante, con un misterio que atrapa y un ritmo bastante entretenido, quizás un poco azucarado, pero en general de un nivel bastante alto. En los dos siguientes el bajón que tiene es bastante acentuado. Si bien el tercero sí que tiene algo más de acción, que sin ser una maravilla sobre todo por un ritmo tirando a lento sí que se hace algo más entretenido, el segundo es tan anodino que es prácticamente descartable, pues no ocurre casi nada más que ir inspeccionando la granja a un ritmo muy lento probablemente más para rellenar minutos que para producir ambientación, pues nunca se tiene la sensación de terror. Más bien de un suspense muy suave.

Dirige y escribe el debutante Nathan Hendrickson, pero con una dilatada carrera en la creación de videojuegos. Es una producción de bajo presupuesto y por ello aprovecha al máximo los pocos escenarios de los que dispone pero un poco más de variedad no le habría venido mal. En el terreno del guión creo que apunta demasiado alto, probablemente una historia algo más básica le habría beneficiado, en cambio tenemos varios saltos temporales para explicar un argumento que se torna algo confuso y complicado con muy pocas explicaciones para la multitud de enigmas que se plantean. Protagonizan Kate Alden (The Device), Jesse James (Dead Souls, The Darkroom) y Chelsea Farthing, para la primera un trabajo bastante competente para su personaje, de largo el más interesante de todos, se echa en falta alguna escena más de acción para ella pero para los momentos dramáticos hace un buen trabajo. Los personajes de Jesse y Chelsea juegan en contra de sus interpretaciones, son algo más planos y bidimensionales. Mención especial a la fotografía de Connor Hair y a los planos aéreos durante la primera mitad de la película, de bonita profundidad y encuadre.

En definitiva, NO es una mala película, pese a su ritmo lento se me pasó volando, pero aunque plantea un misterio bastante interesante en un principio no me acabó de enganchar por sus múltiples escenas y planos de relleno que no hacen más que detener el ritmo. La criatura no tiene demasiado carisma todo y su bonito diseño. Para pasar el rato aunque probablemente te olvides de ella a los pocos días.

Firma: Oriol Hernández.