Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 16 de noviembre de 2015

Deathgasm review


Título original: Deathgasm

Año: 2015

Duración: 86 min.

País: Nueva Zelanda

Director: Jason Lei Howden

Guión: Jason Lei Howden

Fotografía: Simon Raby

Reparto: Milo Cawthorne, James Blake, Kimberley Crossman, Sam Berkley, Daniel Cresswell, Delaney Tabron, Stephen Ure, Colin Moy, Jodie Rimmer, Nick Hoskins-Smith, Erroll Shand, Kate Elliott, Aaron McGregor, Andrew Laing, Tim Foley


Machacando cabezas a ritmo de heavy metal.

Curioso el caso del cine en Nueva Zelanda, siendo un país pequeño, en un lugar recóndito y con una baja demografía (no llega de lejos a los cinco millones de habitantes) nos llegan de ahí producciones de calidad con regularidad, y no hablo de grandes productoras que se van para allá a rodar por sus facilidades fiscales y sus espectaculares paisajes, si no de producción 100% propia, con una buena formación de base y una buena plataforma de lanzamiento. Y ahora nos llega su última locura, Deathgasm. Me la juego, es IMPOSIBLE que la veas y no te lo pases genial.

Brodie se acaba de mudar a casa de sus tíos, un lugar en el que no conoce nada ni a nadie, hasta que se topa con Zakk, amante como él del Heavy Metal. Pronto formarán una banda y, como pasa siempre, invocarán por accidente al rey de los demonios que empezará a poseer a todo el pueblo.

La película es pura comedia, no falta el chiste cada tres frases, y salvo alguna excepción de situación algo escatológica (repito: alguna) son todos ellos bastante acertados. Más adelante se mezcla con escenas de acción repletas de gore y situaciones extremas y súper divertidas, pues se suman unas situaciones, con una coreografía, velocidad de cámara y una banda sonora que hace que encaje todo a la perfección. Y ese es el siguiente punto, su eterno amor por el heavy metal que desprende la película por todas partes, tanto por sus múltiples referencias a bandas del género como por cómo refleja la pasión de los heavys por su música.

Dirige su opera prima Jason Lei Howden, aunque ha participado en departamentos de efectos especiales de múltiples superproducciones hollywoodienses. Se le notan mucho sus referencias a la primera época de Peter Jackson con un ritmo parecido a películas como Shaun of the Dead o, sobretodo, Scott Pilgrim contra el mundo. Abreviando, Deathgasm sería una especie de Braindead dirigida por Edgar Wright. Protagonizan Milo Cawthorne (Blood Punch, Power Rangers R.P.M) y James Blake, interpretando Brodie y Zakk. Buen trabajo de ambos, Blake desprende un carisma que cuesta de creer que sea su primer papel en cine, salvo en El Hobbit que hizo de doble. Kimberley Crossman está también muy acertada como la típica damisela en apuros, solo que aquí las damiselas son el resto y ella los va rescatando mediante hachazos.

En definitiva, Deathgasm es una película que no se toma a si misma en serio ni por un segundo. Ritmo diabólico, genial banda sonora, gran trabajo de maquillaje (hay trabajo de FX pero están en segundo plano) y en definitiva, bizarrada divertidísima. Perfecta para ver en grupo.

Firma: Oriol Hernández.