Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 5 de junio de 2015

The Sleeping Room review


Título original: The Sleeping Room

Año: 2014

Duración: 78 min.

País: Reino Unido

Director: John Shackleton

Guión: Alex Chandon, Ross Jameson, John Shackleton

Música: Paul Saunderson

Fotografía: Simon Poulter

Reparto: Leila Mimmack, Joseph Beattie, Julie Graham, Christopher Adamson, David Sibley, Chris Waller, Lucy Clements, Mike Altmann


Un burdel encantado.

Con un metraje de 70 minutos hay tres opciones, la primera es que haya habido un proceso exhaustivo en el cuál se hayan eliminado elementos susceptibles de ser prescindibles, y el conjunto final acabe siendo una atracción constante que te deja pegado a la butaca. La segunda es que a una idea que podría realizarse a modo de cortometraje se relea como una oportunidad de hacer un largo con un buen giro. Por último la tercera opción, que sería la falta de un presupuesto holgado que permitiese alargar una trama en conceptos de producción. Desde mi punto de vista la mezcla de estas dos últimas opciones daría como resultado The Sleeping Room.

Blue es una prostituta de Brighton de trágico pasado. En uno de sus trabajos conoce a Bill, un chico tímido que se encarga de restaurar un viejo burdel victoriano. En el burdel hay un mutoscopio en el que Bill y Blue descubren escenas del pasado que desenmascarán más adelante frente al hallazgo de un doble cristal que esconde una sala donde antiguamente se recluían las prostitutas que no trabajaban y en la que rodaron las tomas que aparecen en el mutoscopio.

Primera película británica financiada mediante un crowdfunding de acciones. El 10% de la cantidad depositada por los inversores se convierte en acciones de la película. La productora Movie Mogul Films quiere así dar salida a los jóvenes talentos británicos. Es una firma que apuesta fuerte y que ya ha producido varios cortometrajes de terror que recopila en dos volúmenes Shortcuts to Hell: Volume I (2013) y Shortcuts to Hell: Volume II (2014). Dos años antes, en 2011, salta a escena con el estreno de Panic Button, película de la que hemos hablado con anterioridad en esta web y en la que gran parte de sus integrantes forman parte también del equipo de The Sleeping Room.

Echando una ojeada en el equipo hay nombres que probablemente formarán parte del futuro cine de terror británico. John Shackleton, el director y coguionista de The Sleeping Room, había rodado ya varios cortometrajes pero su estreno en un largo fue su colaboración en el guión de Panic Button. Los coguionistas, Alex Chandon y Ross Jameson, también han dirigido cortometrajes y aparecen en los volúmenes de Shortcuts to Hell. A destacar el papel como director de Alex Chandon en la película Inbred (2011) de la que también hemos hablado en esta web. El compositor Paul Sanderson es de los pocos jóvenes que no forma parte de esa comuna británica avalada por Movie Mogul Films. Pero pese a su juventud ha trabajado ya en 30 películas como programador o arreglista en películas como Kick-Ass, 47 Ronin o Centurión de Neil Marshall. Esta es su quinta película como compositor.

Aún así a los jóvenes herederos de la Hammer Films Production les queda un largo camino por recorrer. Gracias a la notable interpretación de sus protagonistas principales, Leila Mimmack y Joseph Beattie, la película aguanta el tipo. Y a parte de su largo final en el que la estructura fílmica y narrativa pierden sus raíces, hay algunos segmentos que merecen la pena. Por poner un ejemplo, cada vez que los protagonistas indagan por el visor del mutoscopio, se suceden una serie de planos de la maquinaria accionándose que en conjunto con la música crean un ambiente y una expectación dignas del género.

Firma: Sergio Lopez.