Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 4 de octubre de 2014

Under the Skin review


Título original: Under the Skin

Año: 2013

Duración: 108 min.

País: Reino Unido

Director: Jonathan Glazer

Guión: Walter Campbell

Música: Mica Levi

Fotografía: Daniel Landin

Reparto: Scarlett Johansson, Paul Brannigan, Robert J. Goodwin, Krystof Hádek, Scott Dymond, Michael Moreland, Jessica Mance, Jeremy McWilliams, Adam Pearson


Tan hipnótica como escalofriante.

Con esta película me ha pasado algo curioso, cuando la vi me pareció algo espectacular, una trama sencilla y muy absorbente, una interpretación de Scarlett Johansson brutal, y una película, en definitiva, de las que se encuentran poquitas a lo largo del año. Pero fíjate las cosas que cuantos más rato hace que la vi, más empeora mi opinión sobre ella. Si hubiera hecho la review al día siguiente estaríamos hablando de cuatro estrellas largas, para cinco. Pero con la cabeza fría te das cuenta de que lo que has visto tampoco era tan, tan, tan espectacular.

Una alienígena que se hace pasar por mujer humana, conduce su furgoneta por las calles de Escocia, buscando a hombres para seducirlos y secuestrarlos.

La película se puede separar claramente en dos mitades, el trabajo rutinario de la criatura y la huida de esta hacia un mundo que no conoce en absoluto. En la primera parte, de mecánica bastante repetitiva vemos como la criatura (a partir de ahora la llamaremos Skin) va progresando en su misión de raptar a hombres, seduciéndolos primero y llevándoselos a su “casa” después. Al principio, esta mecánica atrae bastante, pues cada vez se dan más datos sobre en qué consiste su misión. Pero realmente, esta situación de “repetición constante” acaba casi aburriendo, hay un par de momentos realmente interesantes que ayudan, pero se le podría haber dado un poco más de dinamismo. La segunda parte tiene el ritmo que le falta a la primera, Skin está sola y rodeada de una especie que le interesa a la par que teme. Aquí se profundiza más en el sentimiento de soledad, del desamparo y la inconsciencia. Personalmente, sin querer explicar mucho, esta parte fue la que me hizo pensar que estaba ante algo grande, pero la lentitud de la primera parte juega mucho en contra.

Scarlett Johansson vuelve al cine de autor tras años de superproducciones hollywoodienses, es la protagonista absoluta de la función, todo gira alrededor suyo y paradójicamente, habla menos que nadie. Ofrece una interpretación muy contenida y explica mucho con muy poco. Curioso caso el de esta actriz, que siendo de las actrices jóvenes más punteras de la industria (si no la que más) sigue haciendo papeles en películas de bajo presupuesto y más “experimentales”.

Dirige Jonathan Glazer, director especializado en documentales de bandas musicales. Da la impresión de que ha hecho la película que le habría gustado ver, muy pocos diálogos (las primeras palabras son a los veinte minutos), planos muy largos y estáticos, quizás demasiado, y un ambiente muy frío, casi gélido, que acompaña perfectamente al humor de todos los personajes. Gente solitaria y triste. Sobrecoge su dureza en algunas escenas, la escena de la playa es verdaderamente cruel y hay cierto personaje que solo sale en dos escenas pero del que no te olvidarás en mucho tiempo.

La película tiene varias piezas musicales de Mica Levi, trabaja mucho con los sintetizadores y sonidos eléctricos, música algo retro que se relaciona automáticamente con lo espacial y alienígena.

En definitiva, la película es interesante, de eso no cabe duda, pero su planteamiento independiente, casi de cine experimental juega un poco en contra de esta, ofreciendo planos muy largos y muchos silencios. Eso no es malo para nada, pero si se abusa de ellos te queda una película algo insulsa. Scarlett Johansson está magnifica, demuestra una vez más lo que ya se sabía, que es una actriz como la copa de un pino con un futuro espectacular. Un poco mal ese final tan abrupto, como el de está review.

Firma: Oriol Hernández.