Buscador

Translate

Medio Oficial

domingo, 5 de octubre de 2014

Goal of the Dead review


Título original: Goal of the Dead

Año: 2014

Duración: 121 min.

País: Francia

Director: Benjamin Rocher, Thierry Poiraud

Guión: Marie Garel, Quoc Dang Tran, Nicolas Peufaillit, Ismaël Sy Savané, Laëtitia Trapet, Tristan Schulmann

Música: Thomas Couzinier

Fotografía: Mathias Boucard

Reparto: Xavier Laurent, Alban Lenoir, Sebastien Vandenberghe, Jenny Arasse, Anthony Pho, Audrey Quoturi


Una explosiva mezcla de infectados y fútbol.

En año de mundial de futbol, el país vecino (Francia) estrena Goal of the Dead, una zomedia con tintes de drama donde la premisa principal gira en torno al deporte rey. El formato se presenta en dos partes claramente diferenciadas, de 70 minutos de duración cada una. La primera, dirigida por Benjamin Rocher co-director de La Horde (2009), una producción de zombies que destaca por sus grandes dosis de acción. La segunda corre a cargo de Thierry Poiraud, realizador de la comedia irreverente Atomik Circus (2004).

Basada en la historia original de Nicolas Peufaillit el argumento, sencillo y sin pretensiones, cumple con lo esperado en ese tipo de películas y alcanza, sin llegar a aburrir, los 140 minutos de duración de las dos mitades. Además, los personajes están bien desarrollados y aunque plagados de estereotipos, se reflejan ciertas similitudes con el fútbol profesional. De esta manera encontramos a la habitual estrella emergente pedante y pretenciosa, al jugador veterano venido a menos, a un entrenador quemado por su trabajo o al típico representante sin escrúpulos.

El nutrido elenco desarrolla a todos estos personajes con bastante honestidad. Alban Lenoir, Charlie Bruneau o Ahmed Sylla son solo algunos de los protagonistas y sin duda, se muestran a la altura de las circunstancias. También los efectos de maquillaje son dignos de mención, ya que la mayoría de infectados impresionan por su elevado nivel de detalle.

El primer equipo de París viaja hasta Caplongue para enfrentarse al modesto equipo local, en la final de la Copa de fútbol francesa. Los unos afrontan el partido cansados después de una larga temporada, los otros esperan el encuentro como el más importante de su historia. Todo se complica cuando el mejor jugador de los locales, recibe un dudoso tratamiento contaminado con un virus muy contagioso, similar a la rabia. En cuestión de minutos un brote de locura colectiva se adueña del estadio y la situación se transforma en una autentica cacería humana, donde los pocos supervivientes harán lo imposible para mantenerse con vida.

Entretenida y desenfadada, manifiesta con sinceridad las diferencias entre ricos y pobres, provincianos y urbanitas, siempre con el fútbol como telón de fondo y aderezado con un elevado número de gags al peculiar estilo francés. Recomendable para todo aquel que desee pasar un rato divertido en compañía de los infectados más deportistas de la historia.

Firma: Sergio Bosch.