Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 29 de mayo de 2014

The Sacrament review


Título original: The Sacrament

Año: 2013

Duración: 95 min.

País: Estados Unidos

Director: Ti West

Guión: Ti West

Música: Tyler Bates

Fotografía: Eric Robbins

Reparto: Amy Seimetz, Joe Swanberg, Kate Lyn Sheil, AJ Bowen, Kentucker Audley, Gene Jones


Lento avance hacia un clímax impactante.

Una vez más lo vuelve a hacer, nos cuenta una historia interesante, pero su inicio es pausado y su avance no mejora, demasiado sosegado, vamos, como Ti West nos tiene acostumbrados. Aunque en su recta final sufre una explosión y se nos viene toda una serie de emociones encima, en un desenlace genial, a la vez que perturbador, que dejará al espectador destrozado moralmente. Aun así, una vez más, no acaba de convencer debido a su imposibilidad de recuperar totalmente la atención de un público, que a esas alturas ya piensa en cosas que no son The Sacrament.

Sam es el conductor de un programa llamado VICE, donde realizan documentales, con su cámara habitual, Jake, van a acompañar a su amigo Patrick hasta Eden Parish, una comunidad cerrada donde esta viviendo Caroline, la hermana de Patrick. Una vez dentro empezaran a notar que las cosas no van bien, y que Eden Parish no es precisamente una comuna hippy, donde fumar hierba y vivir con la naturaleza.

Cada película que veo de Ti West estoy más convencido que es capaz de crear historias increíbles, y es muy capaz de ofrecernos unas atmósferas asfixiantes y perturbadoras como nadie. Pero de lo que más estoy convencido es de su incapacidad de ofrecer al espectador un ritmo viable para aguantar el tirón de esas historias. En resumidas cuentas, aprueba con nota su trabajo escribiendo el guión, pero en cambio suspende al frente de la dirección por ese ritmo narrativo tan particular al que nos tiene acostumbrado.

Uno de los grandes puntos para esta cinta es su fotografía, responsabilidad de Eric Robbins, que ya había trabajado con el director en The Roost. Acertadísima la forma de contarnos la historia con cámara subjetiva, en clave de documental que nos adentra aun más si cabe en el “idílico” Eden Parish.

Cuando nos ponemos a mirar otras películas que tratan sobre sectas, nos encontramos algunos paralelismos por ejemplo con Red State, de Kevin Smith, aunque esta última gana al público con un ritmo más acertado y un Michael Parks que borda un jefe de secta de forma espectacular. Aun así, estoy convencido que los seguidores de Ti West quedaran encantados con su nueva película, y todo aquellos interesados en el tema que trata quedaran boquiabiertos con su desenlace.

Personalmente estamos ante la película más redonda que ha dirigido el director estadounidense, además de la más impactante debido a su manera de contarnos la historia e introducirnos en ella de manera genial. Mis respetos para un director que con cada film se va puliendo un poquito más.

Firma: Omar Parra.