Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 27 de octubre de 2012

Entrevista a Alfredo Montero director de La Cueva


Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Alfredo Montero, dentro del marco incomparable del Festival de Sitges 2012, el cual venia a presentar su último film de terror La Cueva. Este es su segundo largometraje de este prometedor director. Debuto como realizador con el film Niñ@s en 2006.
Alfredo Montero nos presentó lo que ha sido sin duda alguna una de las grandes sorpresas de este Festival de Sitges 2012. Con el cine Retiro lleno y con las entradas agotadas, ya se preveía algo gordo, pero tras finalizar la proyección fue una de las ovaciones más largas que recordamos en esta sala.

Cinco amigos, tres chicos y dos chicas viajan en plan mochilero desde la ciudad a una isla paradisíaca. Allí alquilan motos, recorren los sitios más bonitos y recónditos, acampan en el bosque, en la costa de un acantilado, se emborrachan y se bañan en el mar.

Al día siguiente entran en una cueva profunda y laberíntica para explorarla y se pierden en ella. Si quieren sobrevivir dentro de la cueva deberán sufrir la experiencia más extrema e inhumana a la que se pueda enfrentar una persona.

No tienen agua, no tienen alimento, no tienen ninguna oportunidad.



¿Cuándo y por qué empezó a hacer cine?

Empecé con 17 años a hacer algún corto, con 18 me trasladé a Madrid a estudiar cine pero no fue hasta los 25 cuando rodé mi primer largo, NIÑ@S.

Empecé a dirigir porque me gusta y a escribir porque lo necesito.


¿Siempre se ha movido en el género de terror?

Todo lo contrario, siempre me ha interesado más el drama, ni siquiera soy un gran fan del cine de terror pero como es el género que mejor soporta la piratería gracias a su público fiel, me decidí por este género a la hora de rodar mi segundo largo y he de decir que me ha encantado tanto hacer terror como consumirlo.


¿De dónde saca las ideas para sus películas?

Complicadísima pregunta. De todos sitios, de la vida diaria, de las experiencias, documentándome en la literatura, de casos reales, de otras películas, y sobre todo de la imaginación.


¿Nos podría indicar un par de películas que le hayan marcado?

Si hablamos de terror: Alien y el Silencio de los corderos, que a mí me parece terrorífica aunque alguno pueda no considerarla así.


¿Qué sensación tiene respecto a la respuesta del público hablando de La Cueva?

Una experiencia maravillosa, hacer cine puede ser muy artístico, personal, etc, pero todo lo que haces lo haces queriendo gustar al público. En ese sentido ver la reacción en Sitges fue una satisfacción enorme y un alivio ya que te das cuenta de que el trabajo de mucho tiempo y mucha gente ha valido la pena.


La película es bastante cruda ¿se auto censuró en algún momento?

Como trata el canibalísmo debía mostrar escenas relativamente gore, pero no quería pasarme de desagradable porque me interesaba más la tensión y el terror.


En La Cueva, eres director, guionista y encargado de la fotografía, esta circunstancia ¿es por necesidades económicas?, o, por el contrario ¿es por una apuesta súper personal?

Lo de fotografiar yo mismo es por comodidad en el rodaje, cuantas más funciones asumíamos el equipo técnico menos gente debía haber dentro de la cueva, que era muy incómoda para rodar. Lo que pasa es que tantas funciones desgastan y restaban energía a lo que debía dedicarme profundamente, dirigir.
Es un caso especial, en el futuro, aunque me ha encantado hacerlo en esta ocasión porque tenía muy claro lo que quería, espero tener un director de foto.


¿No podríamos tomar esta película como algo que va más allá de lo estrictamente cinematográfico?, es decir, como una metáfora de los tiempos actuales, en los que parece que estemos todos metido dentro de una cueva sin encontrar la salida.

Lo único que he querido con esta peli es hacer una peli.


Da la sensación que los actores, que están magníficos, no lo pasaron muy bien durante el rodaje, ¿se produjo algún incidente destacable que se pueda comentar?

Lo pasaron realmente mal en la cueva por las condiciones de rodaje, humedad, calor, oscuridad, rocas, etc, es una cueva físicamente muy dura. En el plano psicológico se que Eva (BEGO) tomaba ansiolíticos para aguantar la claustrofobia. El resto lo llevaba mejor, que no bien. Agobia bastante la cuevecita.


Desde que tuvo la idea inicial hasta que finalizó el montaje, ¿cuánto tiempo transcurrió?

Un año y medio, pero no tengo claro que la hay acabado todavía.


Para acabar, en líneas generales, ¿se siente completamente satisfecho de La Cueva?

Mientras me queden fuerzas, pero quede como quede cuando la abandone, estaré plenamente satisfecho sin duda. Nadie puede discutirme que me he dejado el alma y la piel en esta película.