Fancine - The Advent Calendar review

Eva es una bailarina que padece tetraplejia de cintura para abajo tras sufrir un accidente en coche. Su realidad es bastante angosta pues además de tener que hacerse con la idea de no volver a bailar su decadente entorno tampoco acompaña demasiado, lo que Eva no sabe, es que toda su vida está a punto de cambiar cuando reciba por su cumpleaños de manos de su única amiga un misterioso regalo procedente de Alemania en forma de calendario de Adviento.

Título original: Le Calendrier

Año: 2021

Duración: 104 min.

País: Francia, Bélgica

Director: Patrick Ridremont

Guion: Patrick Ridremont

Música: Thomas Couzinier & Frédéric Kooshmanian

Reparto: Eugénie Deruand, Honorine Magnier, Clément Olivieri, Janis Abrikh, Cyril Garnier, Vladimir Perrin, Fabien Jegoudez, Olivier Bonjour


La película que deberíais ver estas navidades.

Son infinitas las películas de terror con objeto maldito, pero dentro de éstas como si fuera un subgénero propio existen las historias que beben a trago de uno de los mejores relatos cortos de la historia, me refiero a La pata de mono de W.W.Jacobs publicada nada menos que en 1902. Películas como La mano del diablo (1943), Espiritismo (1962) Siete Deseos (2017), referencias como la de Los Simpson en una de las primeras entregas de los especiales de Treehouse of horror, Historias de la Cripta, Alfred Hitchcock presenta o la propia adaptación de The Monkey's Paw en 1933 son buena muestra ello.


Pues bien, ésta es una nueva versión que ha dejado la mano de mono de lado y como su propio nombre indica es un calendario de adviento el protagonista absoluto de esta historia.

Eva es una bailarina que padece tetraplejia de cintura para abajo tras sufrir un accidente en coche. Su realidad es bastante angosta pues además de tener que hacerse con la idea de no volver a bailar su decadente entorno tampoco acompaña demasiado, lo que Eva no sabe, es que toda su vida está a punto de cambiar cuando reciba por su cumpleaños de manos de su única amiga un misterioso regalo procedente de Alemania en forma de calendario de Adviento.

La premisa de la película es clara y directa desde el inicio, lo cual se agradece profundamente, apenas sabemos nada de la protagonista, más allá de los detalles obvios que vemos en pantalla, cuando todo arranca de inmediato con el susodicho calendario en formato de caja de madera misteriosa con cajones bajo llave y números que indican los diferentes días del último mes del año. Lo mejor de todo está por llegar y es que la caja viene acompañada de unas instrucciones claras, directas, y amenazantes, normas de la orden de “Si comes uno debes comerlos todos o morirás” o “tira el calendario y te mataré”. Improperios y amenazas que firma el amo de la caja, un muñecote que podría ser familiar de Hellraiser, pero sin clavos, que salta con un resorte por la parte superior cada día a las 00:00 y de nombre, Ich.

Lo cierto es que la caja en si y el misterio que le precede es lo más interesante que tiene la cinta, llegas a esperar con cierta curiosidad los siguientes acontecimientos tras la apertura de cada una de las puertas, aunque se vuelven cada vez más obvios a medida que la película avanza, y su protagonista principal Eugénie Deruand, se defiende a capa y espada soportando toda la responsabilidad delante de la cámara, ante el dilema que se le plantea en forma de sacrificios en un equilibrio entre lo justo y lo que es fruto de su propia avaricia en un camino que le llevará a saber cuánto valen sus sueños ya que nada es gratis.


Todo el tiempo me queda la sensación, de que a pesar de ser una película entretenida que funcionará muy bien especialmente en navidades, se podría haber perfilado mucho más el guion que escribe el propio director Patrick Ridremont, (a pesar del buen trabajo que realizó como coguionista en su película anterior Dead Man Talking) dando un tanto más de complejidad a los acontecimientos de la historia que se vuelven tan simplistas, e incluso a ese mal recurso del flashback en formato de visiones divinas que te llevan junto a algunas muertes a pensar que estás viendo una versión light de la saga Destino final.

A pesar del final entrelazado, lleno de giros locos y alguna pista como la esclarecedora aparición de Aloïs Hofmann interpretado por Olivier Bonjour en la parte final da que comentar entre los espectadores. Personalmente creo que el grito final de la protagonista podría haber sido una secuencia de locura irracional mucho más explotada, una escena que tanto la película como su protagonista se merecían.

En cualquier caso, una película perfecta para ver en navidad que no hay que dejar escapar para pasar una buena tarde refugiados del frío.

Firma: Gerard FM.
@tmagerard

🎬 VOD