FANTASIA - Midnight review

Kyung Mi es una joven con problemas de audición que vive con su madre aquejada también con el mismo problema. Tras una cena de empresa y después de recoger a su madre, pasa a ser el objetivo de Do Shik, un peligroso asesino en serie con pinta de yerno ideal. Lo que ocurre es que ante la abundancia de presas hace una elección no demasiado acertada.

Título original: Midnight

Año: 2021

Duración: 103 min.

País: Corea del Sur

Director: Oh-Seung Kwon

Guion: Oh-Seung Kwon

Música: Hwang Sang-jun

Fotografía: Cha Taek-gyun

Reparto: Ki-joo Jin, Wi Ha-Joon, Kim Hye-Yoon , Hae-yeon Kil, Park Hoon, Eun-Woo Bae


Reconfortante y aterradora.

Los recursos de los cineastas coreanos para explicarnos historias de serial killers son infinitos. Nombraría muchos films de este tipo pero me quiero recrear, a modo de homenaje, en una obra maestra: Encontré al Diablo (I Saw the Devil. Kim-Ji Woon, 2010), un film que marcó, en mi opinión, un antes y un después en este tipo de cintas, no ya solo en el universo coreano, si no a nivel global.


Midnightno pretende tanto, tanto por la historia como por la manera en que está rodada. Tiene en común con la comentada anteriormente, el magnetismo del asesino. Choi Min-sik versus Wi Ha-Joon. Naturalmente me decanto por el primero pero Wi Ha-Joon otorga a su personaje una dualidad entre el bien y el mal muy marcada, la cual desarrolla a la perfección.

Kyung Mi es una joven con problemas de audición que vive con su madre aquejada también con el mismo problema. Tras una cena de empresa y después de recoger a su madre, pasa a ser el objetivo de Do Shik, un peligroso asesino en serie con pinta de yerno ideal. Lo que ocurre es que ante la abundancia de presas hace una elección no demasiado acertada.

Hay debuts y debuts. El de Oh-Seung Kwon en el mundo del largometraje, que también se encarga del guion, es de chapeau, sobre todo si tenemos en cuenta los antecedentes en su país de origen. Ese riesgo se ve recompensado ampliamente tras ver una cinta en la que vamos de sorpresa en sorpresa. El screenplay es sumamente entretenido no sabiendo muy bien por donde irán los tiros en la escena siguiente. Quizá abuse demasiado de eso en situaciones en las que esperamos más contundencia por parte del angelito de turno. Pero claro, hay que tener en cuenta que estos tipos no están muy bien de la azotea, con lo que juzgar su errático comportamiento lo encuentro algo osado.

El ritmo es perfecto. Está rodada con mucha convicción y desparpajo. Esto hace que lo comentado anteriormente pase bastante inadvertido, aunque habrá el listo de turno que achaque eso a la falta de pericia y experiencia. Dentro de un tiempo, estamos seguros de ello, Oh-Seung Kwon formará parte del olimpo de directores de ese país asiático.

Recalcar que tampoco abusa demasiado de ese tono dramático presente en todas las producciones coreanas. Da alguna pincelada al final, pero su duración es mínima si la comparamos con cualquier producción coreana reciente.


Destacar, en el apartado más técnico, la excelente fotografía de Cha Taek-gyun, que tiene que plantar la cámara casi en su totalidad en modo nocturno, como el nombre de la película da a entender.

En cuanto a las interpretaciones ya hemos hablado de Wi Ha-Joon (Gonjiam Haunted Asylum), que da totalmente en el clavo en la recreación de un tipo al cual invitaríamos a cenar aunque saldríamos corriendo si pudiésemos ver su otra cara. Seguimos con Ki-joo Jin en el papel de Kyung Mi. Su candidez es perfecta para dar vida a una persona que tiene que superar algunas barreras físicas. Del resto destacar a Kim Hye-Yoon, Hae-yeon Kil y a Park Hoon.

Recomendada a todos los amantes del cine asiático. Si a esto sumamos a los que les gustan las pelis de psicópatas, habéis encontrado un film para pasárselo en grande.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan

🎬 VOD