FANTASIA - Martyrs Lane review

Leah, de 10 años, vive en una gran vicaría llena de almas perdidas y necesitadas. Durante el día, la casa está llena de gente; pero por la noche está oscura y vacía convirtiéndose en un espacio idóneo para que las pesadillas de Leah se cuelen. Una pequeña visitante nocturna empieza a aparecerse en su ventana para traerle consuelo, pero pronto se dará cuenta de que sus intenciones no son del todo claras…

Título original: Martyrs Lane

Año: 2021

Duración: 96 min.

País: Reino Unido

Director: Ruth Platt

Guion: Ruth Platt

Música: Anne Müller

Fotografía: Mark Györi

Reparto: Denise Gough, Sienna Sayer, Kiera Thompson


Infancia, secretos y fantasmas.

Martyrs Lane cuenta una historia que ya hemos visto antes: casa gigante que da mal rollo con rincones oscuros, personas antipáticas (como la hermana) e imaginería de vírgenes y crucifijos es habitada por una niña, Leah, que parece infeliz y que tiene pesadillas en tan lúgubre lugar. Que el tema esté trillado no es problema, a priori, para que la película aporte algo interesante o entretenido. Sin embargo, Martyrs Lane no trae nada especial.


Leah, de 10 años, vive en una gran vicaría llena de almas perdidas y necesitadas. Durante el día, la casa está llena de gente; pero por la noche está oscura y vacía convirtiéndose en un espacio idóneo para que las pesadillas de Leah se cuelen. Una pequeña visitante nocturna empieza a aparecerse en su ventana para traerle consuelo, pero pronto se dará cuenta de que sus intenciones no son del todo claras…

El principal problema de la cinta es que es aburrida. Es difícil no sentir cierto tedio con las secuencias de diálogos entre Leah y su amiga “imaginaria” (no quiero desvelar mucho sobre este personaje para no hacer spoiler) que en mi opinión son demasiado largas y repetitivas. Sus susurros y cuchicheos duran escenas enteras que resultan infinitas.

Otro punto que destacar es que la música de Anne Müller es casi inexistente en esas largas secuencias, por lo que están muy desnudas y nada las arropa para que sean menos lentas. Son puro diálogo sin adornos y para mi consigue que se hagan demasiado pesadas. No solo entre las dos niñas sino cualquier diálogo de la película como los que tienen lugar entre Leah y su madre. La música sí aparece en otros momentos de la cinta pero no ahí donde se echa de menos.


Quizás lo mejor de la película sea Denise Gough, vista en series como La Caza o Apple Tree Yard, como la madre de la niña protagonista, que interpreta a una mujer con un pesar que se nos va desvelando poco a poco y que además tiene un mensaje poético y terapéutico: si no lo dices en voz alta no sanará.

Pero a pesar de su interpretación y de que la película no está mal rodada, tal y como he comentado en párrafos previos, la forma de contar la historia es demasiado plana. Además, he de decir que no produce ningún miedo a pesar de que la peli lo intenta en alguna ocasión.

Firma: Sonia Antorveza.
@bunyoldesucre

🎬 VOD