FANT Bilbao - Sweetie, You Won't Believe It review

Dastan es un bala perdida que espera junto a su mujer su primer hijo, cansado y asfixiado por las exigencias de ella y las deudas con el banco, decide escapar junto a sus dos fracasados amigos para ir a pescar en un día que sirva de desconexión. El plan que a priori empieza bien se torcerá por completo cuando sean testigos de un asesinato, ahora les tocará correr para salvar sus vidas.

Título original: Zhanym, ty ne poverish

Año: 2020

Duración: 84 min.

País: Kazajistán

Director: Yernar Nurgaliyev

Guion: Zhandos Aibassov, Yernar Nurgaliyev, Daniyar Soltanbayev, Il'yas Toleu, Anuar Turizhigitov, Alisher Utev

Música: Nazarbek Orazbekov

Fotografía: Azamat Dulatov

Reparto: Daniar Alshinov, Yerkebulan Daiyrov, Asel Kaliyeva, Rustem Zhaniyamanov


Gore y humor desde Kazajistán.

Desde Asia Central y bañada por Europa nos llega una buddy film en clave de comedia con el que probablemente será el mejor título de la temporada, Cariño, no vas a creer esto. Con bromas un tanto básicas, pero una dirección excelente y novedosa para filmar a unos personajes estupendos encarnados por unos actores un tanto sobreactuados que viven en el marco de un diseño de producción magnífico, nos llega una historia recomendada para disfrutar en compañía y sin complejos que va de menos a más en todo momento.


Dastan es un bala perdida que espera junto a su mujer su primer hijo, cansado y asfixiado por las exigencias de ella y las deudas con el banco, decide escapar junto a sus dos fracasados amigos para ir a pescar en un día que sirva de desconexión. El plan que a priori empieza bien se torcerá por completo cuando sean testigos de un asesinato, ahora les tocará correr para salvar sus vidas.

Como vengo indicando al inicio, la película funciona en general bien porque cuenta con muchas cosas buenas, sin ser especialmente original la ida, el hecho de que se encuentre en el marco de un Kazajistán post soviético le da un punto de interés extra que acompañará a los personajes secundarios, en si muy importantes, que se irán incorporando a lo largo de la corta película para ir desbancando casi de protagonismo y sobretodo de carisma a los mismos actores principales, quien gozan de roles bastante más livianos. Siendo la introducción de estos algo vista y hasta pobre.

Podemos decir entonces que es una película de extras, una película donde lo que ocurre por detrás es mucho más interesante que las bromas principales, que como ya indiqué en el inicio son algo básicas, además de que al preparar el remate son bastante predecibles, así que es difícil disfrutarlos, siendo por el contrario motivo espontáneo o de carcajada aquel chiste en que no ves venir el remate final, como pudiera ser una de las escenas iniciales dentro de la furgoneta donde a título personal he podido reír bastante gracias a los tres personajes principales, que como digo, no son los que destacan.

Quizás el problema de esto, es que la historia está escrita a seis manos, así es, demasiadas ideas intentando confluir en unas bromas que al final están en un punto intermedio entre todos, lo cual resuelve en humor poco personal que no trasciende. Cayendo en demasiadas ocasiones en la ironía fácil como forma principal de humor. No obstante, hay otros elementos del guion que sí funcionan, la historia avanza y tanto como el personaje de la mujer del protagonista, como en los elementos de la gasolinera que recuerda sutilmente al remake de Las colinas tienen ojos de Alexandre Aja, y todo lo que ocurre en torno a ella, incluso el flashback magistralmente colocado funcionan muy bien.

En cuanto al perfil técnico mencionar con galardones al director Yernar Nurgaliyev quien dirige de manera destacable con planos muy interesantes y alguna secuencia de aplauso, a lo largo del film ya sea en interiores como exteriores las escenas menos o más exigentes incluso probando cámaras en primera persona casi en un ejercicio de videojuego, que para mí no terminan de funcionar, pero que hablan bien de las ganas de crear de este director, claro está con la ayuda del director de fotografía Azamat Dulatov siendo como el film un trabajo que va de menos a más, volviéndose más exigente por momentos. Además los efectos digitales, básicamente en los momentos gore de la película, están bastante logrados, quizás la sangre es lo más evidente, pero contando con un resultado fuertemente positivo que realza el conjunto final de la película y siendo el motivo principal por el que nos hacemos eco de ella en esta TerrorWeekend.

A pesar de no ser singularmente fuerte en el tema principal que es la comedia, sin dejar de ser divertida en algunos momentos, pero sin encadenar grandes tramos de metraje en que desternillarse, sigue siendo una película muy recomendable, pues la historia no pretende ser nada más que aquello que es, una película con fuerte identidad kazajo, técnicamente de alabar no se encasilla en ningún tramo de película con escenas demasiado tediosas, y el final es mucho mejor que el inicio, así que el buen sabor de boca queda asegurado.

Firma: Gerard FM.
@tmagerard

🎬 VOD