SITGES - The Owners review

Mary, Gaz, Natham y Terry son unos muertos de hambre, jóvenes con un futuro poco prometedor y por ello, cuando Terry les habla acerca de la fortuna de una pareja de ancianos conocida en la zona, los Huggings, a todos se les enciende la luz de la avaricia.

Título original: The Owners

Año: 2020

Duración: 92 min.

País: Reino Unido

Director: Julius Berg

Guion: Julius Berg, Mathieu Gompel, Geoff Cox (basado en el comic book Une Nuit De Pleine Lune de Yves H. & Hermann)

Fotografía: David Ungaro

Reparto: Maisie Williams, Sylvester McCoy, Rita Tushingham, Jake Curran, Andrew Ellis, Ian Kenny


La guerra generacional llevada al extremo.

En los años 2000 hubo un estallido creativo en Francia que se denominó el cine extremo francés, gracias al cual conocimos a Pascal Laugier, Xavier Gens, Alexandre Aja y el dueto Bustillo/Maury. The Owners es como una hija tardía de esta época y, como tal, le falta mordida para ser genuina.


Mary, Gaz, Natham y Terry son unos muertos de hambre, jóvenes con un futuro poco prometedor y por ello, cuando Terry les habla acerca de la fortuna de una pareja de ancianos conocida en la zona, los Huggings, a todos se les enciende la luz de la avaricia.

No he tenido el gusto de leer el cómic en el que se basa The Owners, Une Nuit De Pleine Lune, pero a todos esos que se les llena la boca diciendo que esta película es Dont Breathe, les recomendaría que se revisaran Livide de Alexandre Bustillo y Julien Maury ya que hay muchos puntos coincidentes aunque Livide quería ser/homenajear a Dario Argento y se quedó en tierra de nadie.

Julius Berg, tras foguearse en la televisión, afronta su ópera prima con elementos del cine extremo francés como unos personajes ásperos, una historia ya comenzada y un ritmo continuo; a cambio le falta garra a la hora de retratar la violencia, hay momentos y destellos, pero la historia termina por ser previsible llegado el ecuador.

El guion, coescrito con Mathieu Gompel y Geoff Cox, hubiera necesitado uno o dos giros más de guion, sobre todo en el tercio final, ya que como dije antes, a mitad de película uno tiene la sensación de que todo esto ya lo ha visto antes y, peor todavía, sabe cómo acabará The Owners. Y este puede ser el mayor problema que encontramos: le faltan elementos rompedores, que los personajes nos sorprendan, y ello se debe sobre todo a que los protagonistas jóvenes resultan endebles en comparación con los ancianos. Personajes como Terry, el desencadenante de todo, resultan incomprensibles para el espectador, ya que no se puede ser tan tonto sin tener una buena razón.


Y esta pega anterior es la misma que se puede decir respecto al nivel actoral. La pareja anciana, Sylvester McCoy junto a Rita Tushingham utilizan gestos, miradas y entonaciones de voz que dan sopa con ondas a los jóvenes Maisie Williams, Andrew Ellis e Ian Kenny... Siempre he pensado que Maisie Williams – y todo el elenco de Games Of Thrones de paso – está sobrevalorada y The Owners me lo confirma, aunque en su defensa diré que en esta película le veo esforzándose por actuar.

The Owners entretiene, para qué negarlo, es una producción cuidada y se nota; te lo pasarás bien si no le das muchas vueltas a la historia y, sobre todo, intenta no adelantarte a los acontecimientos y disfrutar el viaje.

Firma: Javier S. Donate.

🎬 VOD