The Dark Red review


Sybil es una joven mujer encerrada en un psiquiátrico cuenta a una doctora que su bebé le ha sido arrebatado por una misteriosa secta que busca apoderarse de gente con un “don” que pocos tenemos. La línea entre una verdad poco probable y una mente enferma es demasiado fina. Pero Sybil está dispuesta a llegar hasta el final para recuperar a su hijo.

Título original: The Dark Red

Año: 2019

Duración: 101 min.

País: Estados Unidos

Director: Dan Bush

Guion: Dan Bush, Conal Byrne

Música: Ben Lovett

Fotografía: Victoria K. Warren

Reparto: April Billingsley, Kelsey Scott, Conal Byrne, Rhoda Griffis, John Curran, Jill Jane Clements


Inteligente mezcla de subgéneros de terror.

Antes de adentrarnos en The Dark Red, me gustaría remarcar que Dan Bush siempre me ha parecido un director interesante. Claros ejemplos de ello son The Signal o La Bóveda, desde aquí os animo a echarles un vistazo si no las conocéis.

Pero bueno, entrando en materia, lo que sin duda hace a este film algo especial es su gran capacidad de jugar con varios tipos de género sin perder ni un ápice de interés o ritmo. Pues en su inicio comienza como un thriller drama el cual parece que está bastante alejado del terror, pero sin entrar en spoilers nada más lejos de la realidad. La cinta pide un poco de paciencia para los amantes del género, pero luego nos lo compensa con una segunda parte de metraje que es toda una montaña rusa.


Sybil es una joven mujer encerrada en un psiquiátrico cuenta a una doctora que su bebé le ha sido arrebatado por una misteriosa secta que busca apoderarse de gente con un “don” que pocos tenemos. La línea entre una verdad poco probable y una mente enferma es demasiado fina. Pero Sybil está dispuesta a llegar hasta el final para recuperar a su hijo.

No estamos ante una película que vaya a revolucionar el género, pero como dije al principio de esta crítica si algo tiene este director es que sabe cómo dar al espectador un algo más que convierte a sus producciones en únicas. Creo que hoy en día la posibilidad de ver este tipo de películas es algo muy a tener en cuanta, y más con un mercado tan sobresaturado de cintas clónicas de dudosa calidad, el toparse con The Dark Red es de agradecer.

Decir que Dan Bush se mueve mejor cuando lleva el metraje a su parte de género, pues el principio donde cuenta con una trama más centrada en el drama personal de la protagonista, no tiene tanta fuerza como si la consigue en su segundo tramo. En cuanto al guion destacar que esta coescrito, el propio director junto a Conal Byrne. Dupla la cual ya habían trabajado juntos en films como La Bóveda o The Reconstruction of William Zero, cosa que se nota, pues jugar en esta mezcla de terror/drama y salir indemne creo que no es tarea fácil.

Como parte más negativa, creo que a pesar de contar con elementos muy interesantes como cuando se adentra en el terreno del fantástico más allá del terror, no acaba de profundizar en algo que le hubiera otorgado un PLUS a esta producción. Es una oportunidad que no acaban de aprovechar. Otro de los puntos clave que personalmente es otra bala desperdiciada es su clímax, pese a ser correcto, no acaba de explosionar como personalmente esperaba. Creo que toda la cocción para ese tercio final era una premisa lo suficientemente con garra como para que el director se hubiera atrevido a mostrar ya no solo más sangre, sino más mala baba.


Antes de llegar a las conclusiones me gustaría destacar el increíble papel de April Billingsley, esta chica tiene el suficiente carisma en pantalla para cargar con el peso de la película y no solo eso. Creo que podría ser una gran Final Girl. Habrá que seguirle la pista de cerca.

En conclusión, creo que estamos ante un director que todo lo que hace cuenta con un plus de interés. Pues tiene la capacidad de otorgar a tramas bastante trilladas y previsibles el giro necesario para convertirlo en un producto con un aura única. The Dark Red no es la mejor película de terror, pero sí que es lo suficientemente interesante para poder recomendárosla a todos y saber que como mínimo os dejará un buen sabor de boca.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW