Alena review


Alena empieza una nueva vida en un exclusivo colegio después de un hecho traumático. Pronto hará tanto una nueva amiga, Fabienne, como una enemiga, Fillippa, que conseguirá hacer de su vida un infierno.

Título original: Alena

Año: 2015

Duración: 83 min.

País: Suecia

Director: Daniel di Grado

Guion: Kerstin Gezelius, Alexander Onofri, Daniel di Grado, Kim W. Andersson (Novela)

Música: Pär Frid, Pär Frid

Fotografía: Simon Olsson

Reparto: Helena af Sandeberg, Johan Ehn, Ulrika Ellemark, Malin Persson, Marie Senghore, Fanny Klefelt, Rebecka Nyman, Felice Jankell, Molly Nutley, Amalia Holm Bjelke

Interesante película sobre el bullying y fantasmas del pasado.


Coincidiendo con Some Kind of Hate, Alena trata el fenómeno del bullying añadiendo le el toque fantasmal y fantástico al asunto. La diferencia es que en este trabajo del sueco Daniel di Grado la plantea con mucha más seriedad y, quitando el tema de los espectros, realismo, llegando a tener escenas bastante crueles.


Alena empieza una nueva vida en un exclusivo colegio después de un hecho traumático. Pronto hará tanto una nueva amiga, Fabienne, como una enemiga, Fillippa, que conseguirá hacer de su vida un infierno.

El fuerte de esta película de ritmo pausado es, sobretodo, por la calidad de sus personajes, el trío protagonista, Alena (Helena Af Sanderberg), Fabienne (Felice Jankell) y Fillipa (Molly Nutley) tienen gran carisma frente a la cámara, incluido el personaje de esta última que consigue que llegues a odiarla. Gran interpretación de esta joven. También el de Josefin (Rebecka Nyman) tiene escenas potentes pero no consigue calar tanto en el espectador como las mencionadas. Película con muy poco color, ayudando a la frialdad del ambiente, sumados a una buena fotografía y una banda sonora bastante correcta, consiguen enganchar al espectador a una historia que, si bien hay momentos en los que el argumento parece estancarse consigue ir avanzando lento pero seguro.


Algunas escenas bastante perturbadoras, en particular una que ocurre en la cama con dos personajes que es sencilla pero muy efectiva. Salvo algunas pinceladas no es una película de terror, pero consigue un aura de “mal rollismo” bastante efectivo.

Correcta película teen angst, con toques de gore y espectros que aparecen de vez en cuando, si bien el final es un poco previsible es una interesante opción sobre el tema que aborda.

Firma: Oriol Hernández.
@Oriol_TW