A Mata Negra review

Abigail ve pasar los días en el frondoso bosque de Brasil junto a la compañía de su padre el alquimista del pueblo. La monótona vida de la que quisiera escapar cambia de repente cuando encuentra el libro perdido de Cipriano el cual le otorgará deseos pero también desatará el caos de la magia negra.

Título original: A Mata Negra

Año: 2019

Duración: 98 min.

País: Brasil

Director: Rodrigo Aragão

Guion: Rodrigo Aragão

Música: Fepaschoal

Fotografía: Alexandre Barcelos, Francisco Xavier

Reparto: Elbert Merlin, Mayra Alarcon, Jorge Allen, Jackson Antunes, Carol Aragão, Milena Bessa, Victor Camilo, Fernanda Casotti.


Misterio y terror en el más frondoso bosque.

Como si de un fenómeno en alza se tratara, las historias autóctonas de zonas rurales ya sea de Asia, América, interior de Europa o África, parecen estar en alza, historias de la vida cotidiana, leyendas o cuentos tradicionales que se alejan de las post producidas historias que abarrotan los cines y que parecen no permitir ni una mota de polvo en el atrezo, como si nunca hubiera podido existir aquello que se nos cuenta. Nos alegramos de esta nueva corriente de Cinéma Vérité rural.


Abigail ve pasar los días en el frondoso bosque de Brasil junto a la compañía de su padre el alquimista del pueblo. La monótona vida de la que quisiera escapar cambia de repente cuando encuentra el libro perdido de Cipriano el cual le otorgará deseos pero también desatará el caos de la magia negra.

El arranque del film se desarrolla con total normalidad dentro de lo que cabía esperar, la historia requiere de unas motivaciones y así son dadas, con la introducción de los personajes “iniciales” el clímax empieza a despertar y el misterio es desplegado, pero entonces, el desarrollo se embarranca en las ramas y maleza del frondoso bosque, más personajes aparecen en la historia y con ello las nuevas tramas que se añaden al misterio inicial.

Se satura un poco la situación, no sabemos bien hacia qué dirección va la historia y quien es importante de verdad, nos quedamos en un punto muerto en que el misterio ya no avanza, y trabajo tenemos para seguir el cambio de dirección que la historia toma. Por desgracia y como descubriremos con los títulos finales, no se terminan de conectar todas las historias a las que se le ha dedicado un tiempo preciado o al menos no de manera satisfactoria. Así que de esas historias que esperábamos que concluyeran en un elemento común justificando así los bandazos de guion y el baile de nuevos protagonistas, no termina de llegar, confirmando como en irrelevantes para la historia minutos de añadido.


A pesar de ello y aunque os haya podido generar confusión, el final de la película es lo mejor, es demencial de hecho, y aunque no es lo que esperaba de esta cinta por el contexto inicial en forma de misterio, el desmadre se desata y los aplausos vienen solos, hay momento de jolgorio en forma de pollo, esto del animal solo para los que la hayan podido ver.

Rodrigo Aragão, ha demostrado de sobras que es capaz de crear un Braindead rural pero en esta ocasión se ha emborrachado con la pluma, muchas ideas y conceptos para una duración larga para lo que se muestra y corta para lo que se quiere explicar.

En conclusión, esta podría ser una película partida en dos, o un par de conceptos para dos públicos diferentes, probablemente a los que les guste la primera parte no les gustará la segunda y viceversa. Quizás se podría haber logrado una conjunción de todo a la vez rebajando la trama y aumentando los desmadres, pero eso nunca lo sabremos. De igual manera, si te gusta el gore la recta final es imprescindible para ti.

Firma: Gerard FM.
@tmagerard