One Cut of the Dead review


Un pequeño equipo está rodando una sencilla película de zombies en una nave industrial. En un descanso del rodaje los actores se percatan de que algo raro está ocurriendo afuera, un ataque de zombies reales se está acercando.

Título original: Kamera o tomeru na!

Año: 2018

Duración: 97 min.

País: Japón

Director: Shin'chirô Ueda

Guión: Shin'chirô Uead

Fotografía: Takeshi Sone

Reparto: Yuzuki Akiyama, Takuya Fujimura, Ayana Gôda, Takayuki Hamatsu, Manabu Hosoi, Hiroshi Ichihara, Satoshi Iwagô, Sakina Iwaji


Tremendamente original.

Una película especial la de One Cut of the Dead, una que no se olvida fácilmente, y es que la originalidad de esta cinta es absoluta. Sí que he visto cintas de metacine (películas dentro de películas) y algunas muy buenas, hablando exclusivamente del género de terror y similares tenemos las muy recomendable Tesis (1996) o Scream 2 (1997), pero esta cinta va un poco más allá llevando el significado de la expresión a un estado literal.


Un pequeño equipo está rodando una sencilla película de zombies en una nave industrial. En un descanso del rodaje los actores se percatan de que algo raro está ocurriendo afuera, un ataque de zombies reales se está acercando.

Película con una buena parte rodada en plano secuencia (con la dificultad que esto supone) cuenta la historia de un equipo de producción y realización que debe luchar contra viento y marea (y contra la ley de Murphy) para terminar un mediometraje que se está emitiendo en directo. Con estos elementos nos queda una comedia extraña pero absolutamente deliciosa que atrapa al espectador a la larga y que acabará vibrando. Pues esta cinta esconde muy bien sus cartas, lo que al principio parece una tosca, ridícula y amateur cinta de terror se va transformando en una carta de amor al cine, con un sacrificado director, un reparto inmerso hasta el extremo y, sobretodo, un absoluto homenaje al equipo de producción, tantas veces olvidados y de tantísima importancia detrás de la cámara, ellos se convierten sin prácticamente hablar en los auténticos protagonistas de esta imposible película.

Dirige y escribe Shin'chiro Ueda en su segundo largometraje tras la comedia Neko bun no 4 (2015), en términos de dirección su trabajo es más de coordinación de elementos que de una dirección “clásica” propiamente dicha, donde si que destaca es en su guion, pues en un interesante trabajo con varios niveles de desarrollo además de tener una comedia con grandes momentos totalmente absurdos. Protagoniza Takuya Fujimura en el papel de director y actor accidental, un gran trabajo del actor que simpatiza con el espectador.


Recomiendo esta cinta por muchos motivos, porque es divertida, porque es una película de zombies como nunca antes la habíamos visto, pero sobretodo la recomiendo por ser un justo y merecido homenaje a todo el trabajo que hay detrás de la cámara para realizar un efecto especial o conseguir un plano en concreto. Si tienes la oportunidad de verla, dale ahí.

Firma: Oriol Hernández.