The House That Jack Built review



Jack es un ingeniero que planifica sin cesar la construcción de su casa. Por el camino, y durante doce años, se dedica a pasar cuentas con todo el que se le pone por delante, convirtiéndose en un súper inteligente y ácido serial killer.


Título original: The House That Jack Built

Año: 2018

Duración: 155 min.

País: Dinamarca

Director: Lars von Trier

Guion: Lars von Trier

Música: Victor Reyes

Fotografía: Manuel Alberto Claro.

Reparto: Matt Dillon, Bruno Ganz, Uma Thurman, Siobhan Fallon Hogan, Sofie Gråbøl, Riley Keough


Espeluznante retrato de un asesino en serie.

¿Qué añadir del responsable de obras del calibre de Anticristo (2009), Melancolía (2011) y Nymphomaniac (2013) ?, pues creo que poca cosa. A los adictos a su cine decirles que estamos en otra vuelta de tuerca en su extensa filmografía en la que, claramente, se introduce en el terror. Ésta última afirmación tiene su riesgo tratándose del director danés. Tan solo indicar que en la proyección a la cual asistimos, un numeroso grupo de público abandonó la sala. Esta especie de efímera epidemia, vino provocada por la crudeza de las imágenes que iban apareciendo en pantalla. Y es que estamos ante otra cinta de asesinos en serie.

A los que no son incondicionales decirles que estamos ante una buena película de serial killers, eso sí, adornada con alguna que otra recreación de tipo sacro en la parte final, lo cual y en nuestra opinión, desmerece bastante el producto final.


Jack es un ingeniero que planifica sin cesar la construcción de su casa. Por el camino, y durante doce años, se dedica a pasar cuentas con todo el que se le pone por delante, convirtiéndose en un súper inteligente y ácido serial killer.

En la película vamos desgranando la bajada a los infiernos de un psicópata con una elevada inteligencia, lo que no le impide ejecutar sus actos con total frialdad y encarnizamiento, pero con un toque de sofisticación que lo eleva a los altares de este tipo de asesinos.

En cuanto al guion decir que divide el film en cinco incidentes, haciendo hincapié en mostrarnos en cada uno de ellos, la personalidad de un hombre con un cerebro privilegiado pero que dentro de él esconde el más terrible de los infiernos. No se olvida de retroceder en el tiempo, hasta su infancia, para intentar explicar esa anomalía que le acompañará toda su vida.

Sin ser totalmente una cinta gore, von Trier no escatima nada a la hora de mostrarnos todo tipo de monstruosidades. Por una parte puede pecar de poca delicadeza, por otra, y esto va dirigido a los fans de lo macabro, se puede disfrutar de unas imágenes totalmente salvajes y que nos van golpeando con bastante asiduidad. La originalidad de los actos de Jack, son como una enciclopedia de lo tenebroso, algo así como un muestrario de los horrores.


En la parte más técnica destacar los departamentos de maquillaje y el extenso de efectos visuales.

En cuanto a las interpretaciones, encabeza el reparto un gran Matt Dillon (Crash, Wild Things) que recrea con mucha personalidad a Jack, un pirado que hace mucha pupa. Seguimos con Uma Thurman (Pulp Fiction, Kill Bill), Bruno Ganz (El Hundimiento, Unknow) y acabamos con Riley Keough (The Good Doctor, Mad Max: Fury Road).

Uno de los bombazos de la temporada que provocará, sin duda, mucha controversia. Esperamos que los numerosos seguidores de TerrorWeekend.com no abandonen la sala, creemos que están hechos de una pasta especial.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan