Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 5 de febrero de 2018

Blade of the Immortal review


Título original: Blade of the Immortal

Año: 2017

Duración: 140 min.

País: Japón

Director: Takashi Miike

Guion: Tetsuya Oishi (Manga: Hiroaki Samura)

Música: Koji Endo

Fotografía: Nobuyasu Kita

Reparto: Kimura Takuya, Hana Sugisaki, Sôta Fukushi, Erika Toda, Hayato Ichihara, Chiaki Kuriyama


La película más sangrienta de Takashi Miike.

Cuando hablamos de Takashi Miike creo que no necesita presentación alguna, todo un habitual de este lugar y como buenos fans del maestro nipón no podíamos dejar de hablar de su nueva película, y es que ya es su número 100, casi nada.

En los últimos años Miike se ha destacado por dedicarse casi por completo a adaptar mangas a live action, y si a alguien se le da bien esto es a él. Los menos acostumbrados a este tipo de cine dirán que sus adaptaciones son estrambóticas, pero solo hace falta ver los mangas en los que se basan estas adaptaciones para darse cuenta que el director japonés tiene una capacidad de adaptar plano por plano del manga a la pantalla, cosa que pocos son capaz de realizar de manera convincente.


Rin busca venganza. El Itto-Ryu mató a su padre y destruyó el dojo familiar en su búsqueda de unificar todas las escuelas de espadachines en Japón. Para saciar su sed de venganza, la pequeña buscará ayuda en un ronin un tanto particular. Manji es un samurái del cual dice la leyenda que es inmortal. Manji y Rin unirán fuerzas para acabar con Kagehisa Anotsu, líder del Itto-Ryu.

Blade of the Immortal del mangaka Hiroaki Samura, cuenta las aventuras y desventuras de un ronin que como el propio título indica no puede morir. A partir de aquí y a lo largo de 30 volúmenes seguiremos a Manji y Rin en su búsqueda de venganza y redención.

Mención aparte para un casting acertadísimo que se acerca mucho a lo visto en el manga. Kimamura Takuya lidera esta película con un Manji increíble. En la otra cara de la moneda tenemos a una Hana Sugisaki en el papel de Rin, la cual no acaba de profundizar en su personaje lo suficiente, sobre todo los lectores del manga queden aquí algo decepcionados con su desarrollo.

El principal problema que tiene esta adaptación es su duración y lo que pretende abarcar. Estamos hablando que en menos de dos horas y media quiere contarnos una historia demasiado extensa, el resultado es que algunos de sus personajes quedan desdibujados en la adaptación y algunas de las batallas más espectaculares del manga se resuelven en esta adaptación en pocos golpes de katana.


Pero no todo es negativo, pues al fin y al cabo Miike es posiblemente el mejor director vivo a la hora de rodar acción con katanas, ya lo ha demostrado en 13 Asesinos, quedando para el recuerdo toda su última hora de batalla. Con Blade of the Immortal nos vuelve a regalar algunas de las mejores peleas que se hayan visto en pantalla grande.

En cuanto al apartado visual, destacar la introducción en blanco y negro, que nos deja algunas escenas que nada tienen que envidiar a míticas escenas del maestro Akira Kurosawa. A cargo de esta impresionante fotografía tenemos a Nobuyasu Kita, todo un habitual que ha trabajado en más de una decena de ocasiones con Miike.

Tanto para los amantes del cine de samuráis como para los seguidores más acérrimos de Takashi Miike sin duda disfrutarán de este film, el cual no llega a la brutal 13 Asesinos pero sin duda alguna es su mejor película desde aquella. En contrapartida añadir que los seguidores del manga se vean un tanto decepcionados al ver que goza de un final diferente al del manga en pos al ritmo de la película, a su vez como comenté antes se deja algunas sub-tramas y personajes en el tintero debido a su duración. Sin duda alguna este manga estaba destinado a ser una gran trilogía y queda en una muy buena película.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW