Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 24 de octubre de 2017

Still/Born review


Título original: Still/Born

Año: 2017

Duración: 87 min.

País: Canadá

Director: Brandon Christensen

Guion: Brandon Christensen y Colin Minihan

Música: Blitz//Berlin

Fotografía: Bradley Stuckel

Reparto: Christie Burke, Jesse Moss, Rebecca Olson, Jenn Griffin, Sheila McCarthy, Sean Rogerson, Dylan Playfair, Michael Ironside


Para los consumidores de género empedernidos.

Ópera prima para el director y guionista Brandon Christensen, que se estrena con un largometraje de género con grandes momentos de tensión en sus inicios y un final un tanto retorcido que dará que hablar a quienes vean la película. Guion coescrito con el director y guionista Colin Minihan, que recordaréis por una original película del 2016 que gustó en terrorweekend.com llamada It Stains the sands Red.


Una mujer embarazada de gemelos pierde a uno de los recién nacidos en el parto, afectada por el suceso padece depresión posparto, lo que la llevará a pensar que alguien o algo le quiere robar a su bebé de la gran casa a la que el matrimonio se ha mudado recientemente.

Son muchos los títulos donde se utiliza el terror cotidiano como leit motiv, también los que hablan de madres y bebés en apuros, a pesar de ello, Still/Born, título muy bien buscado por otra parte, mantiene una frescura muy interesante, lo que la convierte en una película muy recomendable para ver, pues con sus escasos 87 minutos de duración se pasa volando el tiempo entre tensas escenas en su inicio y pura especulación por parte del espectador en la recta final del film. Decir que es un poco tramposa en el resultado final, pues se dan muchas pistas que llevan a confusión para dilucidar si estamos ante un caso puro de espiritismo, fantasmas y demás malos augurios o por el contrario ante el brote psicótico por parte de una madre desesperada en profunda depresión. En cualquier caso y como he mencionado, film de consumo rápido con buenos momentos de tensión y terror.

Estamos ante un trabajo sin excesivo presupuesto, que no altera demasiado el resultado final, más allá de algunas escenas con efectos digitales en postproducción que son un poco básicos, es apreciable mucho más aquello que está bien hecho que lo que no es redondo del todo.

La protagonista principal indiscutible de la película es Christie Burke, quien se mete de lleno y de manera remarcable en su papel para exteriorizar la locura psicótica más profunda y el miedo más real a perder a su único hijo en manos de un espectro. Su marido en la ficción y coprotagonista con bastante menos minutos en pantalla es Jesse Moss, a quien conoceréis de numerables películas de género. Como curiosidad mencionar la participación casi a modo de cameo del conocidísimo y responsable en pantalla de muchísimas películas de acción y ciencia ficción, así como títulos de nuevo culto como Scanners (1981) o Total Recall (1990), el actor canadiense Michael Ironside, que cuenta en sus espaldas con unas 250 películas como actor.


Si consumes género de manera compulsiva o consideras que no hay suficientes películas de terror al año, ésta es una película de visión obligatoria para ti, igual que lo ha sido para mí.

Firma: Gerard FM.