Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 3 de octubre de 2017

68 Kill review


Título original: 68 Kill

Año: 2017

Duración:  93 min.

País: Estados Unidos

Director: Trent Haaga

Guión: Trent Haaga, Bryan Smith (novela)

Música: James Griffiths, Haim Frank Ilfman

Fotografía: Needham B. Smith

Reparto: Matthew Gray Gubler, AnnaLynne McCord, Alisha Boe, Sheila Vand, Sam Eidson


Una pequeña obra de culto.

Estamos ante una de esas películas que cuando ves los títulos de crédito no te puedes creer que no te hayas movido de tu asiento durante esos 93 minutos. El ritmo es genial, las interpretaciones son muy buenas y los giros de guión son abundantes y no llegan a chirriar. Pero no todo es oro lo que reluce, también tiene sus pequeños fallos, pero creo que es eso lo que nos hace valorar el cine. 68 Kill entretiene de principio a fin y eso ya es mucho hoy en día.


Chip es un joven perdedor que vive enamorado de su peculiar novia Liza. Sus vidas darán un vuelco de 180 grados cuando Liza decida por los dos que deben robar a su jefe una buena suma de dinero, el cual arreglara todos sus problemas. Bueno, eso era sobre el papel, más pronto que tarde se darán cuenta que su “perfecto” plan tenía más de un fleco. Aquí empieza un verdadero camino a los infiernos que parece que nunca tiene fin.

Toca hablar de Trent Haaga, director de esta sorprendente producción. Estamos ante su segundo largometraje, pero para su debut debemos remontarnos al lejano 2011, pues entonces debutaba con Chop, donde ya mezclaba la comedia negra y el terror, algo que le ha acompañado en su dilatada trayectoria como guionista. Pues es aquí donde ha firmado grandes guiones como el de Dead Girl, Cheap Thrills o el del videojuego de terror The Evil Within.

Creo que 68 Kill tiene dos grandes puntos que brillan con luz propia y estos son su guión que como acabo de comentar el mismo director Trent Haaga se encarga de firmarlo y en este apartado técnico no es precisamente un novato.  Sabe entremezclar el terror, el thriller y el humor de manera sublime y a esto le sumamos las grandes interpretaciones de sus dos protagonistas tenemos una producción menor pero muy destacable. Pues como he dicho muchas otras veces el dinero no es sinónimo de una buena película.

Para los que estáis más familiarizados con el cine de terror independiente las caras de los protagonistas de esta cinta os deben de sonar bastante, pues contamos con Matthew Gray Gubler y AnnaLynne McCord, los cuales coincidieron en la película Excision de Richard Bates Jr. Y más tarde volverían a coincidir en otra cinta del mismo director, Trash Fire. Ambos han demostrado a lo largo de su carrera ser actores realmente camaleónicos y en 68 Kill sacan a relucir sus dotes interpretativas por todo lo alto. Creo que es todo un acierto volver a juntar a esta pareja de actores pues, se nota el trabajo previo conjunto y la química entre ambos es palpable.


Como parte negativa podría decir que ese alocado batiburrillo de situaciones nos puede recordar a la marca dejada por otros directores como el gran Quentin Tarantino o Guy Ritchie, dos especialistas en esto de los guiones enrevesados y el llevarnos a situaciones cada vez más rocambolescas, es aquí donde Haaga pueda salir perdiendo, cuando nos paramos en las odiosas comparaciones.

Creo que estamos ante una de esas pequeñas joyas del cine independiente que los afortunados que las vemos en festivales podemos estar contentos. Lástima que este tipo de cintas acaben perdiéndose en el tiempo. Sin duda alguna recomiendo que si tenéis oportunidad de echarle el guante a 68 Kill no acabareis defraudados.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW