Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 12 de septiembre de 2017

Worry Dolls review


Título original: Worry Dolls

Año: 2016

Duración: 85 min.

País: Estados Unidos

Director: Padraig Reynolds

Guión: Danny Kolker, Christopher Wiehl

Música: Holly Amber Church

Fotografía: Adam Sampson

Reparto: Christopher Wiehl, Kym Jackson, Tina Lifford, Samantha Smith, Yohance Myles, Kennedy Brice, Brea Grant, Ashlynn Ross

Correcta pero demasiado plana.


Nos encontramos con una película con un planteamiento bastante sencillo, una maldición que se pasa con el simple tacto y que vuelve al afectado loco de ira. Y si a parte lo maquillas con escenas que recuerdan a un thriller al uso no tiene que salir necesariamente nada malo. El problema es que su excesiva sencillez y poco argumento rema en contra y cuando termina de manera súbita no quedarán demasiadas imágenes en nuestra retina.


Después de que el detective Matthew consiga acabar con el asesino en serie al que lleva persiguiendo años puede, por fin, pasar página y dedicarle el tiempo perdido a su hija. Pero todo cambiará cuando la niña, entre otras personas, empiezan a comportarse de la misma manera que lo hacía el asesino.

Como decía es más un soft-thriller que cualquier otra cosa, el terror es inexistente y las escenas gore pese a que están bastante logradas no son más de dos o tres (aunque la primera es muy buena), además que el factor de investigación es también mínimo que no pasa de ir de un lado para otro llegando siempre en el último momento y recuperando uno de los muñecos en una especie de road-movie urbana. Tiene un buen surtido de clichés para ir eligiendo que parece que están ahí por un poco de pereza por parte de los guionistas, que van desarrollando la trama a golpe de “casualidades” que en el mundo real serían poco más que carambolas imposibles, pero bueno, en el mundo del cine todo es posible.

Dirige su segundo largometraje Padraig Reynolds tras Rites of Spring, ambas con algunas similitudes en cuanto al comportamiento de algunos personajes, igualmente esta sin ser ninguna maravilla es algo más recomendable que la película del 2011. En cuanto a dirección está bastante bien logrado a veces, quizás debería probar en el futuro con algo verdaderamente gore, que parece que es lo que mejor se le da pues en esta nos da pequeñas pildoritas para entretener pero se le notan maneras al respecto, pero luego te encuentras fallos de raccord bastante grandes (hay uno alrededor de los 45 minutos que es casi criminal que nadie se percatara en el momento). Protagoniza Christopher Wiehl como el sacrificado detective que va de un lado para otro (que a decir verdad parece que solo hay dos policías en toda la ciudad), está correcto, de hecho el personaje no tiene tiempo de desarrollar una personalidad más allá de querer a su hija y saber conducir, y este aspecto es totalmente culpa del actor, pues también firma como guionista. Kennedy Brice sorprende por su interpretación, pues tras June (digamos que no estaba espectacular) y aquí, en cambio, si que se la nota un poco más aplicada. Que vaya con cuidado pues entre estas dos películas, su participación en la serie The Walking Dead y alguna otra se la acabará encasillando en el papel de niña poseída.


Worry Dolls es una película no sencilla, simple, con un final abrupto y un argumento que cabe en dos páginas de libreta pequeña, pero es divertida. Por su ideal duración no recuerdo aburrirme en ningún momento con la película, y sus escenas gore esporádicas están bastante logradas con lo que creo que con la compañía adecuada puede ser mínimamente disfrutable.

Fima: Oriol Hernández.