Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 22 de septiembre de 2017

[FANTASIA] - Le Manoir review


Título original: Le Manoir

Año: 2017

Duración: 100 min.

País: Francia

Director: Tony T. Datis

Guión: Bernardo Barilli, Dominique Gauriaud, Marc Jarousseau, Jurij Prette

Música: Charles Olins

Fotografia: Maximiliaan Dierickx

Reparto: Marc Jarousseau, Nathalie Odzierejko, Ludovic Day, Jerôme Niel, Yvick Letexier, Vincent Tirel, Vanessa Guide, Delphine Baril, Baptiste Lorber


Humor y poco más.

En el cine de terror tenemos varias vertientes que podemos denominar como “zonas seguras”, argumentos, criaturas y/o lugares recurrentes que sirven de base para desarrollar la historia, y no hay pocas, tenemos películas de zombies, posesiones, los slashers y uno de los clásicos, las casas encantadas. Hay grandes aportes en este ámbito, de obligado visionado seas o no amante del cine de terror, como Al final de la escalera (1980), Suspense (1961) o House on Haunted Hill (1959). Con Le Manoir se ha pretendido hacer un homenaje a este estilo de cintas mezclándolas con escenas de humor, pero el resultado se queda muy descafeinado.


Un grupo de amigos alquilan una vieja mansión en medio de ninguna parte para hacer una fiesta épica llena de alcohol y drogas. Todo marcha bien hasta que empiezan a desaparecer algunos de ellos de maneras muy extrañas.

Y es que el terror de esta cinta es directamente inexistente, principalmente hablamos de una comedia alocada pero repleta de chistes malos y personajes tópicos y odiosos. Tenemos a la chica rara, al simpático drogadicto, al rapero flipado, la chica guapa, la controladora... tenemos un amplio catálogo de sujetos ya vistos multitud de veces antes y que solo sirven como carne de cañón, y ni así, porque aquí no hay escenas sangrientas ni imaginativas para disfrute del público, casi todo ocurre fuera de plano o son imágenes muy suaves y simples, nada fresco para un espectador que haya visto no más de un par de películas del estilo. Y es que la mezcla de comedia no es para nada una mala idea, tenemos grandes aportaciones en el pasado, pero en este caso hay desmesura además que salvo en un par de momentos que pueden hacer gracia, el resto es un humor muy plano, buscando el chiste fácil nivel pre-adolescente y poco más.

Dirige su primer largometraje Tony T. Datis tras un puñado de cortometrajes, la producción de esta cinta es ciertamente lo mejor junto a la ambientación de algunas de las estancias, ese estilo gótico burgués queda de fábula para sugestionar al espectador, pero como decía antes esto no lleva a ninguna parte puesto que la prioridad es el humor. Y choca que hayan sido cuatro guionistas los encargados de la escritura puesto que ni la historia es la cumbre de la originalidad (la resolución sorprende más por lo absurdo que por lo ocurrente) ni la elaboración de los chistes es algo que se hayan comido mucho la cabeza. Reparto coral sin demasiado que destacar salvo por Ludovic Day con un personaje que puede tener sus puntos de vez en cuando.


Como he ido repitiendo, esta cinta no se la puede considerar una película de terror al uso porque por mucha ambientación y clichés que tenga no hay escenas “de miedo” en toda la cinta. Es 100% comedia, pero además una muy floja y sin demasiado donde rascar que, inevitablemente, hará que te olvides de ella más pronto que tarde.

Firma: Oriol Hernández.