Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 12 de agosto de 2017

November review


Título original: November

Año: 2017

Duración: 115 min.

País: Estonia

Director: Rainer Sarnet

Guión: Rainer Sarnet, Andrus Kivirähk

Música: Jacaszek

Fotografía: Mart Taniel

Reparto: Rea Lest, Jörgen Liik, Arvo Kukumägi, Katariina Unt, Taavi Eelmaa, Heino Kalm, Meelis Rämmeld, Dieter Laser, Jette Loona Hermanis, Jaan Tooming


Un cuento de hadas enfermizo.

November es una película peculiar, a priori viene de un país poco corriente en lo que a exportación de cine se refiere, además tiene un argumento no diríamos denso pero si áspero, con un ritmo lento y extraño, además es muy particular en su planteamiento pues el folklore rural de esas tierras se nos escapa a la mayoría de foráneos. Para más inri su estética en blanco y negro parece que es el último clavo en el ataúd del atractivo que puede tener esta producción para el público masivo. Pero si nos sobreponemos, hacemos de tripas corazón y nos embarcamos a lo que esta película nos ofrece descubriremos una de las películas más interesantes y peculiares que veremos este año.


En una aldea minúscula con muy pocos habitantes viven la joven Liina y su enamorado Hans, con el tiempo él se enamora de una joven alemana burguesa que vive cerca de ahí. Liina aprovechará las fuerzas mágicas que existen en la zona para convertirse en una bruja y hacer que Hans se enamore de ella.

La película nos narra una historia de amor (con ciertos paralelismos con Romeo y Julieta) pero envuelta en un ambiente de magia negra, paganismo, extrañas situaciones y algunos toques de humor un tanto peculiar. Sus escenas que representan la vuelta de los muertos o cuando venden su alma al diablo están brillantemente filmadas con muy pocos medios pero mucha imaginación. El argumento no sería su punto fuerte, adaptación de la novela Rehepapp ehk November escrita por Andrus Kivirähk y publicada el año 2000, el planteamiento es interesante pero el desarrollo es lento y difícil de seguir pues se basa mucho en antiguas tradiciones de ese lugar que casi no explican lo que te hace preguntar que demonios están haciendo la mayoría de las veces.

Dirige Rainer Sarnet, siempre dispuesto a hacer un tipo de cine alternativo pero que en este trabajo va mucho más lejos. Lo mejor que tiene la película es su trabajo, está dirigida y producida como los ángeles, escenas bellísimas, planos muy interesantes y una fotografía, obra de Mart Taniel, que roza la perfección. En varios momentos me pareció que estaba viendo El Séptimo Sello (1957), si nos atrevemos a mentar a Ingmar Bergman es que la cosa es seria. Protagonizan los jóvenes Rea Lest y Jörgen Liik, valores emergentes en el cine de Estonia hacen un gran trabajo, Rea Lest por encima de su compañero.


Una película con ciertos puntos en común con El Eslabón Podrido (review), The Witch (review) y una pizca de Lars Von Trier. Es una cinta que no recomiendo para todo el mundo y hay que ser de una pasta especial para atreverse con ella. No obstante creo que esta cinta se disfruta mucho más en un ambiente más íntimo como es el hogar que en una sala de cine con cientos de butacas.

Firma: Oriol Hernández.