Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 27 de julio de 2017

Vampire Cleanup Department review


Título original: Vampire Cleanup Department

Año: 2017

Duración: 93 min.

País: Hong Kong

Director: Sin-Hang Chiu, Pak-Wing Yan

Guión: Yan Pak-Wing, Ho Wing-Hong, Ashley Cheung

Música: Sin-hang, Marco Wan, Ho Kwan-wai

Fotografía: Kubbie Tsoi

Reparto: Siu-Ho Chin, Hok-chi Chiu, Babyjohn Choi, Min Chen Lin, Meng Lo, Richard Ng, Susan Yam, Cheung-Yan Yuen


Vampiros de carcajada fácil.

Una adversidad, lamentablemente ha resultado ser un desastre, la película Hongkonesa que esperábamos con anhelo por los aires procedente de Asia que la abanderaban como el film que iba a homenajear al cine de vampiros de los ochenta e inicio de los noventa ha resultado ser un fiasco. No me refiero a que no ha logrado lo que parecía su objetivo inicial, sino que como película podía haber sido y no fue.


Un joven es mordido por lo que parece ser un vampiro, este fortuito acto le hará descubrir un departamento secreto de la policía que se encarga de capturar y eliminar vampiros, de los cuales la mayoría de la población obvia su existencia.

Resulta duro decirlo, porque me gusta el cine de vampiros, pero es realmente aburrida, algo grave ya que es un largometraje de poco más de noventa minutos que se hace eterno. El guión es muy desacertado y no se apuesta suficiente por los diálogos de calidad que puedan aportar algo, tampoco es lo bastante sugerente o incluso las bromas no son lo afinadas que deberían, para al menos hacer un despiporre total de la historia que es lo que muestra el magnífico tráiler y remontar un film, que va con el mismo rumbo que una gota de sangre afectada por la gravedad que cae del colmillo de un vampiro, en dirección descendente de principio a fin.

Por otro lado hay un batiburrillo de géneros concentrados en la historia que se pisotean unos a otros, hay escenas que nos hacen pensar que va a ser una película seria pero no tarda demasiado en introducir bromas y situaciones absurdas con poco sentido de humor, además de la historia romántica que pone la guinda en el pastel y que además resulta algo trillada a estas alturas, cinematográficamente hablando. Mencionar ya que estoy, que la actriz encargada de este desenlace es Min Chen Lin quien acompaña a Baby John Choi, el protagonista principal, ambos intérpretes así como la mayoría del cast más que correctos.


De hecho, y siguiendo en esta línea, es una de las cosas más destacables y a tener en cuenta en la impresión final en relación a la parte técnica, ¿cómo es posible que estos dos directores Sin-Hang Chiu y Pak-Wing Yan, en su respectivas ópera prima, dirijan con tanta solvencia y calidad, y al mismo tiempo no se den cuenta de lo poco afortunado del tono general del film? A título personal y viendo el resultado final, veré su siguiente película siempre y cuando no tengan nada que ver con el guión.

Si sois unos fans incondicionales del humor absurdo asiático, quizás podáis hacerle un lugar en vuestro corazoncito, conmigo no contéis.

Firma: Gerard FM.