Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 22 de junio de 2017

Death Pool review


Título original: Death Pool

Año: 2016

Duración: 95 min.

País: Estados Unidos

Director: Jared Cohn

Guión: Jared Cohn

Música: Chase Kuker

Fotografía: Josh Maas

Reparto: Randy Wayne, Sara Malakul Lane, Shawn C. Philips, James Cullen Bressack, Afton Jillian


Buena premisa que se ahoga en sus interpretaciones.

Antes de empezar comentaros que esto nada tiene que ver con el superhéroe de Marvel Deadpool, aquí lidiamos con otro tipo de personas, más tirando para asesinos en serie que héroes enmascarados. Así pues Death Pool es la nueva cinta de terror del prolífero director neoyorkino Jared Cohn, el cual tiene una extensa carrera vinculada al género que más nos gusta por estos lares. Estamos ante una cinta low cost que nos presenta a un asesino en serie un tanto peculiar, la premisa me ha enganchado desde el primer minuto, pero a medida que avanza el metraje las carencias de la cinta se irán haciendo más evidentes.


Johnny Taylor ha crecido con un terrible trauma de infancia, lo que le provoca tener pánico al agua. Pero cuando parece que por fin puede superar su fobia se da cuenta que la única manera de sobrellevarla es con una nueva pasión un tanto especial. Le encanta ahogar a chicas guapas con sus propias manos bajo el agua. Su antiguo trauma se torna en su nueva amante y mortal amiga.

La película que hoy nos ocupa estas líneas es la nueva producción de Jared Cohn, que como viene siendo costumbre sigue trayendo al espectador terror de todo tipo. En esta ocasión también firma el guión y creo que es aquí donde reside la mayor virtud de Death Pool. La historia es interesante, pues el trasfondo que le otorga a su asesino en serie no es el habitual y esto le ofrece mucha más profundidad y un gran abanico de posibilidades. Posibilidades que las dinamitan debido a la pérdida de ritmo que sufre la cinta a medida que esta avanza.  Esto sumado a alguna que otra sobreactuación que nos regalan algunos de sus actores, que en conjunto no llegan a convencer. Incluso Randy Wayne, no está mal pero tampoco deslumbra en un papel que quiero pensar es todo un caramelo para un villano.

Creo que estamos ante una cinta pequeña que quería ser algo más, pero las carencias a nivel de presupuesto se dejan notar y se agravan al trabajar con tantos exteriores. Una lástima porque creo que es una película interesante que podría haber llegado a título de culto con un presupuesto menos ajustado y con unas interpretaciones más sobresalientes.


Si al terminar de visionar la cinta os habéis quedado con las mismas sensaciones que yo, os invito a que probéis con otra low cost sobre asesinos en serie, Found (review), todo un ejemplo de buen hacer con presupuestos bajos.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW