Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 23 de noviembre de 2016

The Unseen review


Título original: The Unseen

Año: 2016

Duración: 104 min.

País: Canadá

Director: Geoff Redknap

Guion: Geoff Redknap

Música: Harlow MacFarlane

Fotografía: Stephen Maier

Reparto: Aden Young, Camille Sullivan, Julia Sarah Stone, Ben Cotton, Max Chadburn, Alison Araya, Maxwell Haynes, Kurt Oslund, Eugene Lipinski


Original e impactante thriller.

En el cine, como en otras cosas en la vida, todo vuelve. Es como una rueda que gira y gira, y que se detiene justo para que nos demos cuenta de que no estamos solos en el mundo. Todo este rollo es para introducir un tema con una larga trayectoria cinematográfica. Me estoy refiriendo a la invisibilidad.

Para ponernos en situación tenemos que viajar en el tiempo, concretamente hasta el año 1933, para encontrarnos con un clásico como The Invisible Man de James Whale basada en la novela homónima del gran H.G. Wells. Otra que merece ser nombrada es Hollow Man de otro grande: Paul Verhoeven, o El Hombre sin Sombra como se llamó por aquí. Aunque no sea la trama principal, sería un pecado no nombrar la saga El Señor de los Anillos de Peter Jackson, que refleja con extremada fidelidad el mundo creado por J.R.R. Tolkien. Para acabar este pequeño y particular periplo, la recientísima y fascinante Mon Ange de Harry Cleven. Como veis una interesante mezcla de géneros: terror, drama, aventuras, ciencia ficción y romance, que tienen como denominador común la no visión en un arte totalmente visual. Ciertamente curioso y destacable.


The Unseen coge prestada esa peculiaridad para explicarnos algo descarnado y muy potente visualmente. El motivo para desaparecer del mapa no lo vamos a explicar ahora, pero es muy original e, aunque no se lo crea nadie como toda buena película que toque este tema, introduce cosas que con algo de buena fe pueden llegar a ser factibles. Como mínimo sigue una coherente línea argumental que al estar rodada con mucho mimo, da impresión de veracidad. Ciertos toques cómicos ayudan a que todo se pueda digerir mejor.

Un hombre que decidió hace algún tiempo abandonar a su familia, arriesga todo para encontrar a su hija desaparecida, incluyendo exponer el secreto de que se está convirtiendo en invisible.

Magnifico debut de Geoff Redknap, que en esta ocasión abandona el departamento de maquillaje y efectos especiales para ofrecernos un gran producto. El guion, obra de él mismo, está muy bien estructurado aunque es algo lineal. La originalidad radica en usar la invisibilidad no como un atractivo de cara a la galería, si no como un punto metafórico que destaca, en mi opinión, la cantidad de gente invisible que nos cruzamos cada día. Seres de carne y hueso, a los cuales nosotros mismos hacemos desaparecer.
Destacar el gran trabajo de dirección actoral, puesto que tras una primera impresión de un trato algo frío entre los protagonistas, se esconden unas relaciones marcadas por la pasión.


Entre el reparto destacar a un gran Aden Young (Frontera y Yo, Frankestein), en el papel de Bob y a una inmensa Julia Sarah Stone (Everything Will Be Fine y Vampire Dog) como Eva.

Estamos ante un gran film que deja un gran sabor de boca. A ello contribuye su esperanzador y optimista final. Ideal para fans del drama y la ciencia ficción, contando además con un ligero toque terrorífico.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan