Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 11 de octubre de 2016

Sam Was Here review


Título original: Sam Was Here

Año: 2016

Duración: 75 min.

País: Estados Unidos

Director: Christophe Deroo

Guión: Christophe Deroo, Clement Truffeau

Música: Christine

Fotografía: Emmanuel Bernard

Reparto: Rusty Joiner, Sigrid La Chapelle, Rhoda Pell, Hassan Galedary


Transgresor relato de violencia y terror.

Con cierto aire experimental se nos presenta Sam Was Here. Una película que explica de manera muy original una historia de desolación y soledad. Tiene ciertos toques de surrealismo descarnado, sin un ápice de humor, tan solo el absurdo de una situación inicial, que deriva más tarde en la más pura y simple violencia.

Comentar que esa mencionada originalidad viene dada por lo que explica y en como lo explica. Una de sus virtudes, aunque más de uno lo considere un defecto, es que deja total libertad de interpretación al espectador. Eso la hace intrigante y sumamente interesante.


Como no podía ser menos, Christophe Deroo acierta en todo en este su debut en el largometraje. Un gran guión, cuya autoría comparte con Clement Truffeau, arropa una eficaz dirección. Deja para otra ocasión el intimismo, mostrándonos unos parajes desolados, abiertos e inacabables, que sirven de telón de fondo para algo sorprendente y motivador. No sabemos a ciencia cierta si ha sido una elección con riesgo, o es la manera de rodar de Christophe Deroo, el tiempo nos lo dirá.

Al pobre Sam lo envían a visitar a unos clientes en el desierto de Mojave, cerca de Los Ángeles. No encuentra ni a su sombra. Su única compañía es un programa de radio que alerta de la existencia de un asesino de niños. De la nada empiezan a aparecer extraños personajes que le acusan de ser el asesino.

Bastante inclasificable, Sam Was Here se aparta un poco de lo que estamos acostumbrados a ver dentro del género de terror. Esa apuesta transgresora eleva su calidad, consiguiendo que se aparte de los cánones clásicos de ese tipo de cine. Es más lo que se intuye que lo que se enseña. Esa ausencia de truculencia visual engrandece la parte más psicológica. Sangre también hay, todo hay que decirlo, pero no es para nada gratuita. Algunas escenas son de chapeau. En su contra un final algo diluido y falto de fuerza, pero como hasta ese momento hemos disfrutado como enanos, se puede perdonar.

Destacar la fotografía de Emmanuel Bernard. Casi en su totalidad está rodada en exteriores, logrando una perfecta profundidad.

Rusty Joiner lo borda en su interpretación de Sam. Tampoco tiene mucha competencia, lo cual aún tiene más mérito. Cargar con todo el peso del film y salir indemne engrandece aún más su soberbia actuación. Quizás este film le sirva de trampolín para una carrera exitosa, facultades no le faltan. Para completar el reparto, y en papeles muy insignificantes, tenemos a Sigrid La ChapelleRhoda Pell y Hassan Galedary.


Si os gustan las sorpresas, esta es vuestra cinta. Si os gusta el terror, también. Y si además tenéis afición a devanaros los sesos, no lo dudéis: Sam Was Here os está esperando. No os la perdáis.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan