Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 19 de septiembre de 2016

Aliens: El regreso review


Título original: Aliens

Año: 1986

Duración: 137 min.

País: Estados Unidos

Director: James Cameron

Guión: James Cameron, David Giler, Walter Hill

Música: James Horner

Fotografía: Adrian Biddle

Reparto: Sigourney Weaver, Carrie Henn, Michael Biehn, Lance Henriksen, Bill Paxton


¡Prepárate para la masacre espacial!

Han pasado 57 años desde la tragedia que acabó con la tripulación del Nostromo. Una nave encuentra a la teniente Ripley en animación suspendida a bordo y la trasladan a una estación espacial. Allí le explicarán que en el planeta LV-426, se ha formado una colonia humana para llevar a cabo una terraformación y desde hace días, se ha perdido el contacto con el asentamiento. Ripley accede acompañar a un comando de Marines, para averiguar lo sucedido en el planetoide.


Corría el año 1986 cuando se estrenaba la segunda parte de la saga Alien. El proyecto se adjudicó a un joven realizador llamado James Cameron, que había logrado gran éxito con Terminator. Como casi siempre ocurre en estos casos, el rodaje estuvo plagado de problemas, debido a las diferencias entre los actores británicos y estadounidenses. Además, la productora quiso deshacerse de Sigourney Weaver y sus elevadas pretensiones económicas e insistieron a Cameron, para que rescribiera el guión sin ella. El director se negó en rotundo y finalmente se llegó a un buen acuerdo para la actriz, que ingresó cerca de un millón de dólares. Mucho más de lo recibido por la anterior entrega. La decisión fue un acierto y la secuela cosechó una enorme recaudación, al superar con creces la inversión inicial y lo recaudado por su predecesora. A parte de los buenos resultados económicos, la cinta consiguió siete  nominaciones a los Oscar y obtuvo dos premios. El de mejores efectos de sonido y mejores efectos visuales.

El guión de Aliens: El regreso, sentó las bases para la continuación de la saga y con bastante ingenio, resolvió todos los enigmas sobre la especie Xenomorfa, que quedaron en el aire al finalizar la obra de Ridley Scott. Sin duda, es una de las historias más completas y mejor escritas de la Ciencia Ficción. Se sitúa al nivel de la primera parte y la supera en algunos aspectos. Tampoco muestra lagunas y todo queda bien explicado. No alcanza los terroríficos niveles de la anterior entrega pero tampoco lo pretende. Se acerca más al género bélico o incluso al Western, para ofrecer una película espectacular y de una gran contundencia.

Con todo merecimiento, los hermanos Robert y Dennis Skotak se llevaron el Oscar a los mejores efectos visuales. Construyeron la colonia del LV-426 con modelos en miniatura y no fue sencillo filmarlas. Cameron las usó y les dio el mayor de los realismos, para obtener un resultado que sólo puede calificarse como soberbio. También resultaron extremadamente difíciles de rodar, las escenas donde aparece la reina Alien. Con varios brazos hidráulicos y controles remotos, 16 personas eran necesarias para dar vida a la gigantesca criatura de 4’26 metro de altura.


En definitiva, una gran obra de la Ciencia Ficción que no alcanza los niveles de terror y claustrofobia de la primera entrega, pero la supera en espectacularidad y en efectos especiales. Por méritos propios, ha pasado a la historia como una de las mejores películas del género más sideral.

Firma: Sergio Bosch.
@SergioBoschTW