Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 23 de junio de 2016

Train to Busan review


Título original: Train to Busan

Año: 2016

Duración: 118 min.

País: Corea del Sur

Director: Yeon Sang-Ho

Guión: Yeon Sang-Ho

Música: Jang Young-gyu

Fotografía: Lee Hyung-deok

Reparto: Kim Soo-ahn, Dong-seok Ma, Yoo Gong, Woo-sik Choi


Master Class de cine zombie. Un ritmo que deja sin aliento al espectador.

Antes de empezar quiero destacar que para disfrutar al 100% del trabajo del director Yeon Sang-Ho es recomendable visionar junto a Train to Busan su anterior trabajo Seoul Station (review). No entraré en detalles pero ambas explican el mismo acontecimiento pero desde distintas perspectivas. Ahora sí que podemos entrar en materia. Cine zombie de nuevo... pero como buenos amantes del terror no debería sorprendernos el encontrar cada temporada con casi una docena de este sub-género dentro del extenso mundo del terror. Por suerte para nosotros el toparnos con Train to Busan significa el poder disfrutar de una de las mejores cintas del género desde hace bastantes años. Si bien es cierto que no va a aportar nada que no esté inventado ya, el disfrute que produce ver esta cinta solo es equiparable al que sentí con el visionado de Mad Max: Fury Road. Vamos, que la película va cuesta abajo y sin frenos, todo una locura y una delicia visual que no deja descansar al espectador durante sus 2 horas de duración.

Sok-woo junto a su hija Soo-ahn cogen el tren de alta velocidad para ir a ver a su madre. Aunque Sok-woo no tiene ganas de ver a su ex-mujer la presión de su hija le hace ceder. Lo que no esperaban es que en este mismo tren un viajero un tanto especial les acompaña. Una infección zombie ha nacido en las estaciones de Seoul donde ellos cogieron el tren y a bordo se ha colado un infectado. La lucha por la supervivencia se desatará entre los vagones.



Yeon Sang-Ho se ha ganado un nombre destacado en la industria de la animación para adultos tras cosechar varios premios y grandes críticas con sus trabajos, The King of Pigs y The Fake, donde destaca su crueldad y frialdad a la hora de retratar a nuestra sociedad. Para este 2016 nos tiene preparados dos cintas al precio de una, como dije al principio Seoul Station narrará los hechos acontecidos en la estación, mientras Train to Busan da un paso más allá y nos explica cómo "viaja" esta epidemia. La primera en forma de animación y con la cinta que nos ocupa el director surcoreano se estrena en el live action.

El director se encarga de seguir mostrando al espectador la parte más podrida del ser humano, pero a su vez nos muestra la otra cara de la moneda con el personaje interpretado por una estratosférica Kim Soo-ahn que pese a contar con compañeros de reparto del calibre de Dong-seok Ma que firma su mejor actuación hasta la fecha o Yoo Gong que sabe como cargar con el peso del film, la pequeña Soo-ahn sabe como destacar por encima del resto con una actuación tan convincente como conmovedora.


Cuando salí del cine tuve esa sensación de haber visto algo que se lleva intentado realizar año tras año pero que nadie había podido dar con la fórmula correcta. Tal vez siempre haya estado allí, pero solo el director Yeon Sang-Ho ha sabido exprimir al 100%. Acción, terror, humor, aventuras, amor. Una verdadera montaña rusa de emociones en tan solo dos frenéticas horas.

Atentos porque la dupla de zombies que nos llega desde corea este 2016 marcará un antes y un después.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW