Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 19 de abril de 2016

The Hive review


Título original: The Hive

Año: 2015

Duración: 93 min.

País: Estados Unidos

Director: David Yarovesky

Guión: David Yarovesky, Will Honley

Música: Anthony B. Willis

Fotografía: Michael Dallatorre

Reparto: Gabriel Basso, Kathryn Prescott, Gabrielle Walsh, Jacob Zachar, Elya Baskin, Talitha Bateman, Todd Christian Hunter, Steve Agee, Mary Elizabeth Boylan


Grata sorpresa para este sci-fi de horror.

Iba sin expectativas para esta película. Ya se que eso es lo que se debería hacer siempre que hay que hacer una crítica, pero en la mayoría de ocasiones eso es prácticamente imposible. Es un largometraje sin demasiadas pretensiones pero con un argumento bastante cuidado, cosa que sorprende. También hay un trabajo de producción bastante atinado. No es que sea la gran película de nuestras vidas pero hay que reconocer que han hecho un trabajo en general bastante bien parido.

Un joven se despierta sin recordar nada en una destrozada enfermería cubierto de extrañas costras por todo el cuerpo. Poco a poco va a ir recordando como ha llegado a esta situación.

El ritmo me recordó a películas como Memento, en los que hay dos líneas de narración separadas en el tiempo que van acercándose hasta que se empalman. Pese a que al principio todo es demasiado extraño y sin sentido complace ver como al final todo tiene respuesta y uno bastante original debo añadir. Es una película más de ciencia-ficción que de terror (aunque un par de botes si que dí) que recuerda a clásicos como La invasión de los ultracuerpos con la que guarda varias similitudes, o incluso con algunos capítulos de la serie Expediente X.

Dirige su primer trabajo David Yarovesky quien también firma el guión junto a Will Honley. Se pierde un poco en la trama romántica si bien al final tiene su importancia. Juega con los golpes de sonido para asustar pero creo que con mejor mano que producciones mucho más grandes. Si todo el líquido negro que sale lo llegan a pintar de rojo estaríamos hablando de la película gore del año. La banda sonora obra de Anthony B. Willis está repleta de samplers de organillo, cosa que detesto. Protagoniza Gabriel Basso (Super 8) interpretando a un chulillo con buen corazón, personaje que va mejorando a lo largo de la cinta, y Kathryn Prescott (Skins) la cual está adorable, lástima que no tengan mucha química juntos. Complementan Gabrielle Walsh (Paranormal Activity: Los señalados) la cual encontré la más acertada del reparto y Jacob Zachar (Detention of the dead) que no deja de ser el personaje payaso.

Película que gustará a todo aquel que la vea sin expectativas, con una trama densa y un desenlace bastante satisfactorio.

Firma: Oriol Hernández.