Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 30 de octubre de 2015

Office review


Título original: O Piseu

Año: 2015

Duración: 111 min.

País: Corea del Sur

Director: Hong Won-Chan

Guión: Yun-Jin Choi

Música: Jee-Hoon Chong

Fotografía: Yong-Soo Park

Reparto: Ko Ah-Sung, Park Sung-Woong, Bae Sung-Woo, Kim Eui-Sung, Ryoo Hyoun-Kyoung


El asesino aburrido.

He de reconocer que mis expectativas eran muy altas, pues siempre es de celebrar que un director de fotografía de alto nivel estrene su opera prima, más cuando se trata del responsable de los guiones en las impresionantes The Chaser y The Yellow Sea. Puede que hayan sido estas expectativas o bueno para que voy a engañarme, por ser un genio en guión no significa que automáticamente seas un gran director, para muestra un botón.

Repentinamente a la oficina llega una nefasta noticia, uno de los trabajadores ha matado a toda su familia y está actualmente en paradero desconocido. En la oficina se respira un ambiente tenso, y más aún cuando empieza a morir gente entre los trabajadores. El asesino se oculta dentro de las instalaciones y tiene sed de sangre...

Hong Won-Chan, se dio a conocer al mundo entero por ser guionista de las dos obras maestras del director Na Hong-Jin (The Chaser, The Yellow Sea). Lo que personalmente convirtió su debut al frente de la dirección en todo un MUST, pues que podía fallar, si además el mismo guión también era obra suya... Pues falla todo, desde el horrible tempo que tiene Office hasta su guión carente de gancho. Tenemos una oficina con un despiadado asesino, eliminando uno tras otro a todos y no consigo empatizar con nadie que se me presenta en pantalla ni consigue engancharme el saber quién va a ser el siguiente en caer.

Hay que reconocer que técnicamente es un film impecable, pero realmente viendo los últimos años de este tipo de producciones coreanas, no esperaba menos, casi nos viene por defecto este nivel sobrenatural en fotografía, decorados, vestuario. En este sentido la película cumple al 100%. Pero incluso a nivel actoral, que tenemos a actorazos de la talla de Park Sung-Woong o Ko Ah-Sung, que demuestra producción tras producción que se perfila como una de las grandes actrices coreanas actualmente. Pero ni con un casting de primer nivel consigue destacar lo suficiente.

En definitiva, una película sin nada realmente destacable. Un argumento que se deshincha a medida que suman minutos, con un ritmo que pondrá a prueba la paciencia del espectador más vehemente, y aunque a nivel técnico sea genial, simplemente es un bonito envoltorio con un interior vacío. Esperemos que en un futuro siga como guionista, aquí es donde realmente Hong Won-Chan ha mostrado que sabe moverse como pez en el agua.

Firma: Omar Parra.